El MININT y el MINREX se lavan las manos ante la crisis migratoria cubana y el hudimiento de la lancha de Bahía Honda

Las Tropas Guardafronteras ‘no realizan acciones riesgosas que pongan en peligro la vida de las personas’, defiende la jefa de esa institución pese a los testimonios de las víctimas.

Mesa Redonda de este 1 de noviembre, dedicada a la migración. MESA REDONDA/YOUTUBE/CAPTURA DE PANTALLA

El régimen cubano intentó lavarse las manos este martes ante la actual crisis migratoria que vive la Isla —la mayor de toda su historia— y el hundimiento de una lancha por parte de efectivos de las Tropas Guardafronteras, hecho en el que murieron al menos ocho personas, entre ellas una niña de dos años.

El programa radio televisivo Mesa Redonda invitó a varios oficiales del Ministerio del Interior (MININT). Sin embargo, el titular de la institución represiva, Lázaro Alberto Álvarez Casas, no participó.

Aunque la teniente coronel Imandra Oceguera Cull, jefa de las Tropas Guardafronteras, dijo que los migrantes salen en medios rústicos o pesqueros particulares, el programa se centró en un primer momento en las operaciones de tráfico de personas que se realizan en lanchas rápidas.

Según los datos del MININT, en 2022 los Guardafronteras detectaron siete intentos de tráfico humano y detuvieron a 121 personas involucradas. Sin embargo, los viajes por iniciativa propia reportaron 2.085 detenidos en 168 operativos.

Resulta incoherente el discurso que asocia principalmente la estampida de cubanos por el estrecho de Florida con el contrabando de personas fraguado desde EEUU. Entre octubre de 2021 y septiembre de 2022, 6.182 balseros cubanos fueron interceptados por la Guardia Costera de EEUU, 37 como promedio diario.

Pese a los testimonios de las víctimas, Oceguera Cull exculpó a los guardafronteras del hundimiento de una lancha estadounidense con 23 personas a bordo, el viernes pasado, en Bahía Honda, Artemisa.

La teniente coronel dijo que «son cientos las personas que han sido rescatadas con peligro para su vida en la mar».

«Las unidades de superficie de Tropas Guardafronteras —defendió— no realizan medidas de fuerza, no emplean las armas de fuego, no realizan acciones riesgosas que pongan en peligro la vida de las personas».

Varios sobrevivientes del incidente de Bahía Honda testimoniaron las reiteradas embestidas que sufrió la lancha antes de hundirse. Diana Meizoso, madre de la menor de dos años fallecida, declaró a Radio Televisión Martí: «Cuando les pasamos por al lado, él (oficial de guardafronteras) dijo: ‘Ahora los voy a partir al medio’, y después nos embistió y la partió al medio (la lancha)».

Como consecuencia de esa actuación de los guardafronteras murieron siete migrantes y uno continúa desaparecido, pero Oceguera Cull ni siquiera precisó la cifra de fallecidos; se limitó a decir que se está «desarrollando una minuciosa investigación con las fuerzas profesionales, de cuyos resultados se informará oportunamente con la transparencia y rigor que nos caracteriza».

Aunque el Gobierno cubano ha politizado durante décadas la emgración, Laura Pujol Torres, subdirectora general de Asuntos Consulares y Cubanos Residentes en el Exterior del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX), dijo en la Mesa Redonda que migrar es un derecho ciudadano, por lo que no debiera ser politizado.

Para la funcionaria, la interrupción de las comunicaciones internacionales, las sanciones de EEUU y la crisis internacional, son los factores causantes de la actual ola migratoria. Nada dijo sobre la crisis económica, atizada por las erráticas medidas del régimen, y la represión de las libertades fundamentales.

La funcionaria afirmó que en los datos de México y EEUU los cubanos no llegan al 10% del flujo migratorio. De esta manera, el Gobierno cubano pretende minimizar que casi el 2% de la población de la Isla se fue a EEUU entre octubre de 2021 y septiembre de 2022. Un total de 224.607 cubanos llegaron a ese país, 615 como promedio al día.

Cuba es la tercera nación que más migrantes aportó a EEUU en ese período, solo superada por México y Guatemala. Los cubanos que llegaron a EEUU en el año fiscal 2022 (1 de octubre de 2021 al 30 de septiembre de 2022) son seis veces más que los que arribaron en 2021 (39.303) y 16 veces más que los de 2020 (14.015). Pero esos datos la funcionaria del MINREX no los mencionó.

Para Pujol Torres, la crisis migratoria cubana (que jamás se mencionó como tal en la Mesa Redonda) está condicionada por sectores de poder de EEUU, como abogados, medios de prensa, y leyes como la de Ajuste Cubano. Ese entramado incita la estampida, dijo Pujols Torres.

Otras reacciones a la tragedia de Bahía Honda

Por otra parte, sobre la postura del Gobierno cubano en cuanto hundimiento de la lancha de Bahía Honda, el abogado Eloy Viera Cañive señaló en Twitter«el régimen ha necesitado controlar crisis migratorias que él mismo ha favorecido como formas de descompresión social.»

Viera Cañive recordó la masacre de Río Canímar y el hundimiento del Remolcador 13 de Marzo, hechos ocurridos durante las crisis migratorias de Mariel (1980) y de los Balseros (1994), respectivamente.

«El hundimiento en Bahia Honda —señala el jurista— se produce como parte del mayor éxodo de la historia cubana. Un éxodo también favorecido por el régimen a partir de sus alianzas con socios regionales (en alusión a la suspensión de visas para los cubanos que realizó Daniel Ortega en Nicaragua, hecho que catalizó la crisis desde finales de 2021)».

«Un nuevo hundimiento intencionado —o cuando menos negligente—, en el que mueren niños, jóvenes y mujeres, no es un accidente. Es la demostración de que no hay respeto por la vida», denunció Viera Cañive.

La postura de los medios oficiales sobre la tragedia también fue señalada por el abogado: «No denunciarlo y pretender que no ha ocurrido porque indirectamente favorece los intereses de una agenda política determinada, es, cuando menos, cómplice y tan o más detestable que el asesinato mismo».

El congresista republicano de Florida Mario Díaz-Balart partió de lo sucedido con la lancha de Bahía Honda para cuestionar la política de la Administración Biden hacia Cuba:

«En lugar de seguir una política de apaciguamiento con estos asesinos a través de ‘conversaciones sobre migración’, expansión de viajes y aumento de remesas, la Administración Biden debería apoyar al pueblo cubano, que continúa arriesgando sus vidas por la libertad«, opinó el político en un tuit.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%