El MININT amenaza a los cubanos que compran carne de res en el mercado negro

Una nota publicada en la web del MININT aparenta preocupación por la salud de los cubanos que consumen carne comprada sin certificación sanitaria.

Ganado mayor en Cuba. GRANMA

El Ministerio del Interior (MININT) cubano publicó una nota en su página web amenazando a los cubanos que adquieran carne de res en el mercado informal con sanciones. Señaló que los delitos relacionados con el ganado mayor también incluyen a los ciudadanos que compran las carnes.

De acuerdo con el MININTlos cubanos que adquieran el alimento en el mercado negro podrían ser juzgados por receptación, además de sufrir otras consecuencias «sociales».

La nota hizo énfasis en la persecución de los delitos contra el ganado mayor, los cuales han aumentado en el último año, especialmente los relacionados con sacrificios ilegales.

Una doctora llamada Idania Espinosa alertó, por otra parte, sobre el peligro que implica el consumo de esta carne. «Como no conocemos la procedencia de dichos animales, los mismos pueden padecer brucelosis y tuberculosis, enfermedades muy agresivas a la salud humana», afirmó.

«Cuando no se cumplen estos requerimientos corremos el riego de que las sangres no tengan un buen desangrado, y esto trae como consecuencia la contaminación de las mismas; la sangre se acumula y pueden proliferar bacterias y microorganismos», añadió la especialista.

Sin embargo, el Gobierno cubano es criticado por la falta de transparencia en cuanto a los productos que vende a los cubanos. Muchos de ellos se expenden sin fecha de caducidad, ni información sobre los ingredientes que contirnen.

El MININT también mencionó algunos casos de personas arrestadas por el hurto y sacrificio ilegal de ganado mayor con el propósito de alertar a la población ante el incremento del fenómeno en el país.

Si bien antes del agravamiento de la crisis económica en Cuba era muy difícil conseguir carne de res, en los últimos tiempos se ha vuelto más escasa y cara aún, en un país donde la masa ganadera se redujo en un 10% en los últimos siete años.

La alta demanda actual de carne de res entre los cubanos se debe además a que la carne de cerdo, tradicionalmente más barata y accesible, ha desaparecido de los mercados.

Ante esta situación, las autoridades proponen en el anteproyecto del Código Penal, que podría ser aprobado en el mes de abril, que los cubanos que vendan, transporten o comercien «con carne de ganado mayor sacrificado ilegalmente» sean sancionados a entre tres y ocho años de cárcel. También se endurecerán las sanciones para quienes compren carne de res fuera del control de Estado, quienes podrían cumplir entre seis meses y un año de prisión.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%