El médico cubano Alexander Figueredo dice que una parte de él ‘murió’ al atravesar la selva del Darién

El rapero cubano Denis Solís se encuentra en una situación de extrema pobreza en Serbia, denuncia Prisoners Defenders.

El médico cubano Alexander Figueredo. ALEXANDER JESÚS FIGUEREDO/FACEBOOK

El médico cubano Alexander Figueredo, quien partió al exilio a finales del mes de abril tras ser expulsado de su centro de trabajo e invalidado su título profesional por sus ideas políticas, dijo que una parte suya «murió» al atravesar la selva del Darién en su camino hacia Estados Unidos en un mensaje publicado en Facebook.

«Me ha dolido hasta el pelo y no es literal, he estado en temperaturas bajo 0 y a más de 38 grados, he caminado más de 100km, dormido en el piso, en una iglesia, cruzando trochas, ríos, mares y selvas», escribió el médico cubano sobre la travesía que realiza para llegar a EEUU.

Pero el momento más duro, según su publicación, fue al atravesar la peligrosa selva del Darién, pues allí se topó con «niños perdidos, personas ahogadas y muertas», ante lo que no pudo hacer nada más que «mirar y seguir y pensar que el próximo podría ser yo».

«Mis condiciones físicas y humanas las tengo al límite, dios no le da cargas a ningún hijo que no pueda aguantar, creo que conmigo se le pasó el peso, desde el hostigamiento permanente en Cuba, mi profesión, mi familia, y ahora todo esto, pero me ha hecho más fuerte física e ideológicamente, espero que su recompensa sea darme fuerzas y vida para luchar por una Cuba libre y volver abrazar a los míos», finalizó el médico cubano.

Figueredo, quien fue impedido de entrar a Nicaragua a mediados del mes de abril salió de la Isla días después sin precisar a qué destino, pero las publicaciones en sus redes sociales confirman que se encuentra en Centroamérica rumbo a EEUU.

Figueredo Izaguirre fue detenido por agentes de la Seguridad del Estado en febrero. Fue liberado tras recibir varias amenazas y dos cartas de advertencia por sus ideas políticas.

A finales de abril del pasado año el Ministerio de Salud Pública expulsó a Izaguirre de su empleo en un policlínico debido a que denunció el uso de cartón debido a la escasez de yeso para inmovilizar las extremidades de pacientes.

No quedó todo ahí. A finales de noviembre las autoridades cubanas le notificaron que su título universitario quedaba invalidado, impidiéndole así la práctica de su profesión debido a sus opiniones políticas.

Mientras tanto, el ex prisionero político Denis Solís, exiliado en Serbia, se encuentra en una situación de pobreza extremasegún denunció en su cuenta de Twitter la ONG Prisoners Defeners.

La organización compartió el número telefónico del rapero, cuyo arrestó desencadenó en noviembre de 2018 una protesta en la sede del Movimiento San Isidro, del cual es integrante, que removió a la sociedad civil de la Isla.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%