El máximo líder militar de Irán promete una «respuesta aplastante a cualquier amenaza»

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Teherán ha realizado numerosos ejercicios militares en las últimas semanas.

El jefe del Ejército de Irán, Abdolrahim Mousavi, a bordo del portahelicópteros Makran, en el golfo de Omán el 13 de enero de 2021.

El jefe del Estado Mayor general de la Fuerzas Armadas de Irán, Mohammad Bagheri, ha declarado que las potencias mundiales están «aterrorizadas» ante la fuerza y los avances de su país y que estas deben aceptar el ascenso de Teherán como una potencia indisputable en la arena internacional o, de lo contrario, enfrentarse a una «respuesta aplastante».

«Estamos preparados para responder de manera decisiva y aplastante a cualquier amenaza y agresión por parte de los enemigos regionales y transregionales y no permitiremos que nadie agreda la independencia, la seguridad y la integridad territorial de esta tierra sagrada», afirmó el general mayor este martes, la víspera del 42.º aniversario de la victoria de la Revolución Islámica.

El alto cargo militar acentuó que la inversión de Irán en sus propias tecnologías y capacidades de defensa ha creado un equilibrio estratégico ante el cual los enemigos tendrán que pensarlo dos veces antes de dar pasos contra la República Islámica.

«Hoy en día, las potencias mundiales están aterrorizadas observando las capacidades geopolíticas y estratégicas y el progreso de la República Islámica de Irán», dijo.

En las últimas semanas, Teherán ha hecho demostraciones de sus capacidades de defensa mediante numerosos ejercicios militares, así como pruebas y presentaciones de nuevas unidades de material bélico.

Este lunes, Irán reveló 340 nuevas lanchas lanzamisiles de alta velocidad que entregó a la rama naval de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria.

El país realizó diferentes maniobras militares en las últimas semanas: días antes de que Joe Biden jurara su cargo como presidente de EE.UU., Teherán llevó a cabo ejercicios con drones y misiles, a los que precedieron disparos con misiles en el golfo de Omán en unos ejercicios de dos días de duración que comenzaron con la incorporación del Makran, un nuevo portahelicópteros de fabricación propia.

Las relaciones entre Irán y EE.UU. disminuyeron durante la presidencia de Donald Trump, cuya Administración desplegó una campaña de máxima presión contra la República Islámica que incluyó la retirada de Washington de un tratado nuclear internacional, la imposición de numerosas sanciones y reiteradas amenazas de acción militar, así como el asesinato del general Qassem Soleimani el 3 de enero de 2020.

Tomado De ACTUALIDAD.RT

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.