El Kremlin amenaza ahora a Finlandia y Suecia: ‘Su adhesión a la OTAN tendría graves consecuencias’

¿Pretende Vladimir Putin imponer el terror a sus vecinos con el ejemplo de la agresión a Ucrania?

Vladimir Putin observa un ejercicio militar frente a la costa de Crimea. TASS

Tras la invasión de Ucrania y su casi control total, Rusia lanzó nuevas amenazas a sus países vecinos. Ahora la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores rusa, Maria Zajarova, dijo en rueda de prensa que «la adhesión de Finlandia y Suecia a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), que es principalmente un bloque militar, tendría graves consecuencias militares y políticas que requerirían que nuestro país tome medidas recíprocas».

Según la funcionaria, «todos los Estados participantes de la OSCE [Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa] a título nacional, incluidos Finlandia y Suecia, reafirmaron en su día el principio de que la seguridad de algunos Estados no debe construirse a expensas de la seguridad de otros países».

Tanto Finlandia como Suecia han sido países tradicionalmente neutrales, pero con derecho a establecer las alianzas defensivas que consideren oportunas para garantizar su seguridad.

El viernes, los líderes de la OTAN participaron en una cumbre por videoconferencia en la que abordaron la invasión de Ucrania por parte de Rusia y los próximos pasos que darán para reforzar la seguridad transatlántica.

Además de los 30 mandatarios aliados, también participaron los presidentes de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, y del Consejo Europeo, Charles Michel, mientras que sus homólogos de Finlandia y Suecia fueron invitados a la cita.

Moscú ya pidió a la OTAN «comprometerse a evitar una mayor expansión hacia el Este», en referencia a Ucrania y Georgia. Pero el Kremlin tampoco quiere que Suecia y Finlandia se unan a la organización. No obstante, la primera ministra sueca, la socialdemócrata Magdalena Andersson, negó que Suecia quiera solicitar el ingreso en la Alianza, según el reporte de EFE.

Sin embargo, el jueves el Gobierno sueco anunció que estudiará más medidas de apoyo para mejorar la «capacidad de resistencia» ucraniana tras la invasión, explicó Andersson, quien condenó el ataque y lo calificó de «ilegal e indefendible».

Mientras, el presidente finlandés, Sauli Niinistö, y la primera ministra, Sanna Marin, condenaron «enérgicamente» la agresión militar y exigieron «el fin inmediato» de las hostilidades militares.

Asimismo, en las últimas horas varios países se unieron para copatrocinar una resolución presentada oficialmente por Estados Unidos y Albania ante el Consejo de Seguridad de la ONU que pide condenar a Moscú por la invasión de Ucrania.

El llamamiento partió de Suecia, y a él se unieron países como Lituania, Estonia, Letonia, España, Alemania, Polonia, Noruega, Italia, Luxemburgo y Nueva Zelanda.

Por su parte, el Gobierno de Finlandia convocó al embajador de Rusia en Helsinki, Pavel Kuznetsov, para trasladar su «firme condena» a la invasión militar de Ucrania. «Rusia tiene toda la responsabilidad de ello. Ucrania y los ucranianos tienen nuestro firme apoyo», agregó el Ministerio de Exteriores finlandés.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%