El Gobierno publica su Ley de Soberanía Alimentaria, mientras los cubanos pasan hambre

Establecer un sistema de educación nacional que se basa en las buenas prácticas alimentarias es una de las novedades de la norma, según la directora jurídica del Ministerio de la Agricultura.

Conferencia de prensa sobre la Ley de Soberanía Alimentaria de Cuba. MELIZA RODRÍGUEZ ACN

Los cubanos ya pueden leer en la Gaceta Oficial de la República la Ley de Soberanía Alimentaria, aprobada en mayo pasado por la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), mientras hacen colas interminables para mal alimentarse.

La estatal Agencia Cubana de Noticias, que informa de su publicación, el 28 de mayo, añade que para acompañar la normativa se emitió el Decreto 67/2022, que presenta «el Reglamento con la guía metodológica y su cronograma de implementación», según aseguró en conferencia de prensa Yanisbel Sánchez Rodríguez, vicepresidenta de la Comisión Agroalimentaria de la ANPP.

La norma, explicó Mayra Cruz Legón, directora jurídica del Ministerio de la Agricultura (MINAG), establece el marco legislativo para alcanzar la soberanía alimentaria y garantizar el derecho de toda persona a una alimentación sana y adecuada, que reconocen los Artículos 77 y 78 de la Constitución, según refiere la nota. 

La nueva ley también regula la organización de los sistemas alimentarios locales, soberanos y sostenibles que articulan la producción, comercialización y consumo de alimentos, según Cruz Legón.

La funcionaria se refirió, de acuerdo ACN, a «las novedades presentes en el texto», como establecer un sistema de educación nacional que se basa en las buenas prácticas alimentarias, fortalecer la autonomía municipal, regular la reducción de pérdidas de desperdicios de alimentos y promover la práctica de la agricultura sostenible sobre las bases agroecológicas.

Con la implementación de la ley se prevé, además, la disminución de importaciones de alimentos, materias primas e insumos, y garantizar la calidad e inocuidad de los alimentos, cita ACN.

Sin embargo, dichas importaciones ya han disminuido, antes de que se alcance la pretendida soberanía, como refleja la caída en las compras de alimentos a Estados Unidos, en detrimento de los cubanos.

Por otra parte, a partir de la publicación en la gaceta de la ley, comienza un proceso dividido en tres etapas que incluye la divulgación de su contenido y la capacitación de los actores y organismos involucrados en ella, según explicó Cruz Legón, hasta llegar a su puesta en marcha, prevista para octubre.

En aras de contribuir a su cumplimiento se crearán comisiones de Soberanía Alimentaria y Seguridad Alimentaria y Nutricional, que serán dirigidas por los máximos órganos de Gobierno en los distintos niveles (nacional, provincial y municipal).

De ellas formarán parte los productores agropecuarios, buscando encadenamientos productivos para aprovechar los recursos y utilizarlos de forma racional, cita ACN a la funcionaria.

La nota de la agencia estatal señala que la ley se concibió teniendo como antecedentes los mencionados artículos de la Constitución, el Plan de Soberanía y Seguridad Alimentaria y las políticas para el desarrollo territorial presentes en la Agenda 2030.

Queda por ver si, al menos para entonces, los cubanos podrán aspirar a alimentarse de manera adecuada sin que se les vaya la vida en colas, sin necesidad de emigrar.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%