El Gobierno promete pensiones a trabajadores y familiares de víctimas del Hotel Saratoga, pero no habla de indemnización

Las pensiones en Cuba tras la Tarea Ordenamiento oscilan entre los 15 y 17 dólares mensuales al cambio actual.

Escena del Hotel Saratoga poco después de la explosión. REUTERS

El Instituto Nacional de Seguridad Social (INASS) anunció que está realizando los trámites para entregar con prontitud pensiones provisionales y definitivas a todos los trabajadores afectados y a los familiares de las víctimas de la explosión ocurrida en el Hotel Saratoga de La Habana el pasado 6 de mayo.

Según Virginia Marlén García Reyes, directora general del INASS, este trámite se hace sin distinción de derecho a pensión.

La funcionaria aseguró a la estatal Agencia Cubana de Noticias que «el proceso contará con la excepcionalidad de la ley para la concesión de pensiones extraordinarias, teniendo en cuenta que de forma regular no todos los familiares de los fallecidos generan derecho a pensión».

«Tenemos la intención de proteger a todas las familias damnificadas sin distinción, por la trascendencia y repercusión dolorosa del siniestro», afirmó García Reyes.

De acuerdo con la funcionaria, el INASS está calculando la pensión definitiva a otorgar «en función del salario de cada trabajador», y también «se visitarán los núcleos afectados con vistas a entrevistar a los familiares» de los hasta el momento 45 cubanos fallecidos.

La nota no aclara qué trámite se correrá con respecto a la turista española fallecida en el incidente, cuyo cadáver fue enviado a España.

«Si toda la información se reúne con rapidez, está previsto que para junio los afectados y sus familias reciban la pensión definitiva», dijo García Reyes.

Mientras, aseguró, el INASS «protegerá a los núcleos de manera inmediata a través del pago de una pensión provisional, que consiste en el 100% del salario del trabajador afectado».

Según el reporte, el Instituto Nacional de Seguridad Social «trabaja de conjunto con el grupo Gaviota para reconstruir el expediente laboral de los trabajadores lesionados, a través de documentos probatorios y referencias testificales de la entidad, la familia y el propio damnificado».

«En caso de destrucción del expediente laboral del fallecido, se procederá a realizar un trámite excepcional con vistas a proteger de manera inmediata a los familiares», indicó.

«Si el fallecido pertenecía a otra institución, dicha entidad debe presentar la documentación requerida para el trámite de pensión en la filial municipal del INASS donde está ubicado el centro de trabajo».

Tras el inicio del paquetazo económico llamado Tarea Ordenamiento en enero de 2021, las pensiones concedidas por el régimen general de Seguridad Social en caso de jubilación se ubicaron entre los 1.528 y los 1.733 pesos cubanos (entre 15 y 17 dólares al cambio actual).

Según García Reyes, «el Grupo Gaviota está tomando medidas dirigidas a garantizar la reubicación laboral de los afectados, así como para familiares en búsqueda de empleo».

Gaviota, propiedad del conglomerado empresarial de los militares cubanos GAESA, no ha explicado si habrá alguna indemnización fuera de estas pensiones para los afectados, tanto trabajadores y familiares de fallecidos como de los vecinos de edificios colindantes que perdieron sus viviendas producto de la explosión.

La versión oficial del Gobierno sigue siendo que la causa del siniestro fue un escape de gas, pero no ha señalado responsables ni ofrecido detalles acerca de la investigación en curso sobre los sucesos.

Hasta el momento suman 46 los fallecidos por la explosión, 45 cubanos y una extranjera. Otras 13 personas permanecen hospitalizadas con heridas, todas ellas reportadas en estado critico, grave o de cuidado.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%