El Gobierno dice ahora que ‘recopila información’ sobre la situación económica de los hogares cubanos

Lo hace a través de una encuesta nacional de la que se encarga la estatal Oficina Nacional de Estadística.

Vista de Casa Blanca, en La Habana. DIARIO DE CUBA

En medio de una crisis sistémica que repercute en todos los ámbitos de la familia cubana, la Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI) está desarrollando una Encuesta Nacional sobre la Situación Económica de los Hogares (ESEH) que, según publicó el diario oficial Granma, tiene la finalidad de obtener información que permita ofrecer una panorámica sobre la situación socioeconómica de los ciudadanos cubanos.

La encuesta arrancó el 16 de octubre y se extenderá hasta el 26 de noviembre, y pretende, fundamentalmente, recopilar información sobre los gastos e ingresos de la población cubana.

«Este trabajo se efectúa a partir de una muestra probabilística en alrededor de 12.000 viviendas, ubicadas en las zonas urbanas de las diferentes provincias de la Isla«, señala la nota.

No explica por qué el sondeo no se extiende a áreas rurales, donde una parte importante de la población vive en condiciones muy precarias. 

Según la ONEI, en este sondeo fue incluido en 2006 el módulo opinativo para complementar los estudios sobre la situación económica de los hogares, y «caracterizar de forma adecuada un conjunto de indicadores socioeconómicos, en función de los criterios de la población».

La nota dice que «la información que aportan los ciudadanos solo se utiliza en la formación de agregados estadísticos, no de manera individual, respetando la confidencialidad de lo declarado por los sujetos encuestados».

Una investigación presentada la semana pasada por el independiente Observatorio Cubano de Derechos Humanos señaló que «más del 72% de los cubanos vive por debajo del umbral de la pobreza y solo el 14% espera que su situación personal mejore en un futuro próximo».

La crisis alimentaria continúa siendo el principal problema para las familias cubanas, seguido de la llamada «Tarea Ordenamiento», el conjunto de medidas económicas impulsadas por el régimen tras las que se desató una inflación galopante. Además, entre los cubanos aumenta la percepción sobre el sistema político y el Gobierno como un problema.

Según el sondeo del OCDH, solo uno de cada diez cubanos considera suficiente la calidad de su alimentación y la de su familia. Para la mayor parte, el rendimiento de los productos adquiridos con la libreta de racionamiento es de solamente unos diez días al mes.

Otro de los temas abordados fue el de la situación sanitaria en Cuba, donde el 56% de los encuestados dijo que tienen la necesidad de hacer algún tipo de regalo o pagos para ser atendidos en el sistema de salud pública y ocho de cada diez cubanos no consigue en la farmacia los medicamentos que necesita.

Respecto a la vivienda, la investigación indicó que el 44% de las viviendas del país necesitan rehabilitación o reparación, y el 12% están en peligro de derrumbe.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%