El Gobierno de Cuba elimina el uso obligatorio de la mascarilla y relaja las medidas anticovid

La viruela del mono y la hepatitis pediátrica aguda diagnosticada en varios países mantienen en alerta a las autoridades sanitarias cubanas.

Cubanas con mascarilla. CLACSO

El Gobierno de Cuba eliminará el uso obligatorio de la mascarilla desde este martes al considerar que se ha logrado el control del Covid-19 en el país con el avance de la campaña de vacunación, informó la agencia EFE.

El ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, dio a conocer la decisión este lunes durante una comparecencia en el programa oficial radio-televisivo Mesa Redonda, en la que señaló que queda en la «responsabilidad individual» la protección contra el coronavirus.

Portal explicó que en Cuba se ha llegado a un «nuevo momento» para enfrentar la pandemia que permite actualizar el protocolo del sistema de salud que se estableció para la emergencia sanitaria.

Recalcó que hay un «cambio radical» de la situación epidemiológica de Cuba y que es cada vez más evidente el control de la epidemia en cuanto a la incidencia de nuevos contagios, así como de casos graves y críticos.

Consideró que la situación es resultado de la estrategia nacional de vacunación puesta en marcha en Cuba, en combinación con el resto de las medidas sanitarias aplicadas por el Gobierno.

El Ministerio de Salud Pública (MINSAP) indicó que durante nueve semanas consecutivas se han reducido los casos de Covid-19 con informes de 390 y 279 contagios semanales en la última quincena. En este mes solo se registraron 2.127 positivos y dos fallecidos.

En la nueva etapa que comienza con el relajamiento de restricciones, el ministro dijo que el uso de la mascarilla o «nasobuco» es una «decisión personal», pero se recomienda llevarlo en espacios de aglomeración de personas como los autobuses, colas y en aquellos que no sea posible mantener el distanciamiento físico.

Como excepción, se mantiene la obligatoriedad de la mascarilla para acudir a consultas médicas y servicios de hospitalización que así lo requieran, así como en áreas con restricción durante los controles de foco.

Asimismo, se mantiene la decisión de no permitir la entrada a centros de trabajo y estudiantiles de personas con síntomas respiratorios.

Las autoridades de salud subrayaron que se mantendrá la vigilancia de las infecciones respiratorias agudas y recomienda a las personas vulnerables que continúen usando las mascarillas como medida de protección, no solo ante el Covid-19.

Asimismo, advirtieron que la permanencia de estas medidas dependerá del comportamiento de la situación epidemiológica del país, y su efectividad se evaluará «periódicamente», e incluso pudieran realizarse reajustes.

El 89,9% de la población (de 11,2 millones de habitantes) —más de 9,9 millones de personas— completó el esquema de inmunización anticovid, con las vacunas Abdala, Soberana 02 y Soberana Plus.

El ministro de Salud Pública cubano también señaló que el Covid-19 no es la única enfermedad que hoy ocupa a los sistemas de vigilancia sanitarios en la Isla, reseñó el sitio oficial Cubadebate.

El ministro aseguró que: «hemos estado dándole seguimiento a los reportes de casos de una enfermedad viral zoonótica, la viruela del mono o viruela símica y de una hepatitis aguda grave en niños de causa desconocida, un tema que podemos ampliar posteriormente.»

Portal Miranda dijo que el personal de salud se está capacitando y ya cuenta con un plan de enfrentamiento para la hepatitis aguda viral y la viruela del mono.

«No hemos dejado de estudiar casos», dijo Portal Miranda e informó que han sido evaluados 22 niños con hepatitis, y «ninguno se clasifica como esta enfermedad, todos con evolución favorable».

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%