El Gobierno cubano pondrá a la venta hasta 150.000 toneladas de cemento, pero en dólares

El Ministerio de la Construcción justifica que la venta en MLC del producto permite la obtención de nuevos créditos.

Fábrica de Cemento Carlos Marx de Cienfuegos. GRANMA

El ministro de la Construcción de Cuba, René Mesa Villafaña, dijo que el próximo año se comercializarán hasta 150.000 toneladas de cemento en moneda libremente convertible (MLC) y justificó que la venta del producto en divisas extranjeras a los cubanos durante 2021 permitió la obtención de créditos, publicó el diario oficial Granma.

«En este mismo mercado, en el cual continuará trabajándose en busca de sostenibilidad, deberán ubicarse en el año entre 100.000 y 150.000 toneladas a la venta«, dijo Mesa.

Admitió que existe una «alta demanda, no satisfecha, del renglón», y dijo que «las formas no estatales que han querido importar cemento desde el exterior constatan que allí tiene un precio superior al ofertado en Cuba, por lo cual está previsto venderles, en divisas, cemento a las que deseen comprarlo«.

«Estamos en las mejores condiciones, al cierre del año, para la venta de dicho cemento. Eso nos daría la posibilidad de comenzar a sostener cuanto hemos logrado hasta hoy y seguir mejorando en el futuro. Después que cubramos todo el mercado interno, el país comenzaría a exportar cemento», agregó.

Por su parte el vicedirector general de la fábrica de Cemento de Cienfuegos, la mayor de su tipo en el país, reconoció que este año se incumplió el plan de producción en casi un 15%.

Con el objetivo de captar divisas extranjeras en el mercado interno, reconvirtieron en cemento 100.000 toneladas de clínker de exportación (producto granulado obtenido por calcinación de caliza y arcilla) con el objetivo de venderlo a los cubanos en dólares.

Según Mesa Villafaña, la industria cementera en el país se recuperará «más ostensible en 2022, cuando serán producidas 1.400.000 toneladas de cemento».

Desde 2020 el Ministerio de la Construcción es incapaz de cumplir con los planes de producción de materiales. Esta situación impacta en el incremento de los precios y en la construcción y reparación de viviendas, cuya grave situación golpea a miles de familias en la Isla.

Tras la Tarea Ordenamiento, la crisis general del sistema cubano ha llegado a límites insostenibles, que provocan un agobio inhumano para el pueblo. Los precios siempre en alza de productos cada vez más escasos, y de primera necesidad, hacen de la vida un calvario. Los más sensibles son los alimentos, medicamentos, ropa y calzado, pero alcanza todos los aspectos de la vida, incluyendo los materiales de construcción.

La bolsa de cemento en la Isla puede alcanzar 1.500 pesos y la tira de cabilla 1.000. Otros productos se venden exclusivamente en dólares en un país donde la mayoría no tiene acceso a la moneda.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%