El Gobierno cubano habría exportado a EEUU servicios de telecomunicaciones por más de 5.600 millones de dólares

Según una investigación, estimaciones a la baja indican que, por el negocio de las recargas internacionales a líneas telefónicas de Cuba, ETECSA se embolsaría unos 120 millones de dólares al año.

Imagen ilustrativa del dinero embolsado por ETECSA por recargas. CUBACUTE

Las telecomunicaciones han sido una importante fuente de ingresos para el Gobierno de Cuba. Según cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) —que se basan en datos de la Eurostat, el FMI y fuentes nacionales—, las exportaciones de «servicios de telecomunicación, computación e información» entre 2005 y 2019 fueron de 5.697 millones de dólares a Estados Unidos y de 21.582 millones de dólares a todo el mundo. 

Así revela un reportaje del medio independiente Yucabyte y CONNECTAS, que también extrae datos de la Oficina Nacional de Estadística e Información de Cuba (ONEI).

Según la ONEI, los ingresos por exportaciones de servicios de «telecomunicaciones, transmisión y suministro de información» fueron de 722.797 dólares en 2018; 723.032 en 2019 y 807.222 dólares en 2020. En este último año, fue el segundo mayor rubro de exportación (de servicios), con el 11,7%, solo por debajo de los servicios de salud. 

«Lejos de las tradicionales industrias, son los servicios los que vienen dinamizando la economía cubana desde hace varios años», dijo el economista cubano Omar Everleny.

«Los pocos datos disponibles permiten dilucidar que existe un negocio muy lucrativo en este sector, controlado completamente por el Estado en la figura de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A., ETECSA. Sin embargo, se trata de un servicio caracterizado por la opacidad y alimentado por el exilio de cerca de un 14% de la población total de Cuba, que paga lo que sea necesario para conectarse con su familia en la Isla«, señala la investigación.

Según gacetas del Congreso de Estados Unidos, los pagos de los operadores estadounidenses a Cuba entre octubre de 1992 y el 30 de junio de 1996 totalizaron 109 millones de dólares. Después de eso, la única información completa para un año es la de 1998, cuando los operadores de EEUU pagaron 79 millones de dólares. No fue posible acceder a los reportes de los años siguientes.

El monopolio estatal de las telecomunicaciones, ETECSA, sirve de canal para la captación y el ingreso de divisas. Una de las fuentes más cuantiosas, pero no la única es, desde 2013, el negocio de las recargas internacionales a líneas telefónicas de Cuba.

Según el sitio web de ETECSA, la empresa cubana tiene convenios con ocho empresas internacionales para recibir recargas: Ding (nombre comercial de Ezetop), Recargas a Cuba, DTOne, CSQ World, Boss Revolution, Móviles compra Dtodo, Global DSD y Recharge phones. 

La más grande de ellas, Ding, aunque es irlandesa, tiene subsidiarias en Estados Unidos, específicamente en Florida, donde mueve gran parte del negocio de las recargas. Esta compañía es inmune al embargo. En la actualidad, ofrece varios tipos de recargas a Cuba (celular y Nauta, un servicio de conexión para puntos WiFi colectivos y desde casa) y paquetes de hasta 169,49 USD. 

También operan hacia la Isla la sueca Rebtel, Cuballama, ACuba y Fonoma, que no aparecen recomendadas por ETECSA.

Según datos publicados por Cubacel ETECSA en agosto de 2020, cuatro millones de clientes acceden a internet por servicio de telefonía móvil en Cuba, el 35% de la población. Ni todas las líneas cubanas son recargadas desde el exterior ni las que se recargan suelen recibir solo una, sino unas cuantas recargas al año, pero si se estima que cada una de esas líneas móviles fue recargada desde el exterior una sola vez al año con 20 dólares, el mínimo de la recarga doble, significa que la empresa ingresa solo por ese concepto 120 millones de dólares.

Si en lugar de una vez al año se hacen recargas todos los meses, suman 1.440 millones de dólares en beneficio de ETECSA. Y esos dólares, por lo general, salen de los bolsillos de los emigrados, que de acuerdo con los datos más recientes de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) sobrepasan el millón y medio (1.620.261) solo en cinco destinos: Estados Unidos (1.376.211), España (162.368), Italia (38.532), Chile (23.929) y Canadá (19.221), recuerdan Yucabyte y CONNECTAS.

Si cada uno de esos exiliados pone un promedio de una recarga al mes a al menos uno de sus familiares, la ganancia de ETECSA es de al menos 19.443.132 dólares al año. Si recargara las líneas de dos o más familiares o amigos cada mes, las cifras se disparan.

Las llamadas entre Cuba y Estados Unidos continúan siendo caras. Esto beneficia al régimen cubano, que impulsa «la solución» de las recargas, parte del negocio de las telecomunicaciones que ha captado unos 21.000 millones en 20 años sin competencia alguna, según el reportaje.

«La paradoja es que a pesar de no ingresar tantos millones por llamadas como en los años 90, la maquinaria de las telecomunicaciones es hoy el segundo rubro (de servicios) exportable desde Cuba. El negocio sigue en manos de un Estado que utiliza esta empresa como arma política y además no invierte en infraestructura», concluye.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%