El “Gato de Cuba” fue desaparecido forzosamente por “agredir verbalmente” a Miguel Díaz Canel

  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Actualmente se desconoce el paradero de Yoandi Montiel

El “Gato de Cuba” fue arrestado por delito de desacato (Foto: Gato de Cuba-Facebook; Miguel Díaz Canel-Cubadebate)

Abel Valle Pérez, amigo del youtuber cubano Yoandi Montiel, más conocido como “El Gato de Cuba”, reveló en una directa en las redes sociales lo sucedido durante el arresto arbitrario ocurrido en la mañana de el pasado lunes que involucró a Montiel y al propio Valle Pérez.

Abel, también conocido como “El Jimagua”, fue detenido en el municipio 10 de octubre junto con Yoandi Montiel, y el padre de este Lázaro Jesús Montiel de la Rosa.

Abel, quien fuese liberado en horas de la madrugada de este martes, reveló que el motivo de el arresto fue una “agresión verbal” al presidente cubano Miguel Díaz Canel, lo cual está tipificado en dentro del delito de desacato.

Según relata el Jimagua, un grupo de agente de las fuerzas especiales del Ministerio del Interior, más conocido como “Avispas Negras”, procedió a detenerlos para seguidamente arrebatarles sus teléfonos celulares y y montarlos en un vehículo.

Actualmente se desconoce el paradero de Yoandi Montiel, mientras que su padre ya fue liberado. Valle le manifestó a este último su disposición a ejecutar cualquier ayuda en favor de “El Gato de Cuba”.

“Yo le digo a todos que nosotros no pertenecemos a ningún grupo, no estamos haciendo nada malo. Lo de nosotros es hablar por las redes y cada cual se expresa a su manera, yo creo qeu eso no es ningún delito”, concluyó su declaración Valle Pérez.

El delito de desacato en Cuba

Según el abogado Eloy Viera, el Código Penal incluye sanciones de hasta un año de privación de libertad en el caso de la variante menos grave a aquellas personas que “amenacen, calumnien, difamen, insulten, injurien o de cualquier modo ultrajen u ofendan, de palabra o por escrito, en su dignidad o decoro a una autoridad, funcionario público, o a sus agentes o auxiliares, en el ejercicio de sus funciones o en ocasión o con motivo de ellas”.

Tal y como sucedió con el rapero y activista del Movimiento San Isidro, Denis Solís, el caso de el “Gato de Cuba” constituye una más de las desapariciones forzadas ejecutadas por el régimen con aquellas personas que resulten “incómodas” para el sistema

Según el propio Viera, “a pesar de que en Cuba se considera el desacato como un delito, gran parte de la doctrina mundial y algunos de los más importantes organismos internacionales de derechos humanos lo califican como incompatible con la libertad de expresión y recomiendan su eliminación de los ordenamientos penales; sobre todo porque resulta favorable para ser empleado como mecanismo de represión a la oposición política”.

En este caso, no hay que olvidar que otros casos judiciales emblemáticos de los últimos años, como el del científico Ariel Ruiz Urquiola, han apelado al uso de este delito como una herramienta para sancionar a los divergentes en Cuba.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.