El euro, el nuevo rey del mercado monetario en Cuba

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Los billetes de euro se presentan en denominaciones de 5, 10, 20, 50, 100, 200 y 500. También hay monedas.

Identificativo de la Zona Euro. (Foto: Periódico Cubano)

Con la suspensión de los depósitos en efectivo del dólar estadounidense en los bancos del gobierno cubano, el euro -la moneda de la Comunidad Europea- se alista a convertirse en el nuevo rey del mercado monetario y la divisa internacional de referencia en Cuba.

Si bien es cierto que la nueva prohibición sobre el USD no eliminará la tenencia de esta moneda entre la población que la necesita para viajar al exterior y hacer negocios, en los primeros días posteriores al anuncio del Banco Central de Cuba el valor del euro ha escalado en el mercado informal de cambio de divisas.

Según la declaración de las autoridades comunistas no pueden aceptar más dólares debido a “los obstáculos que impone el bloqueo económico de EEUU para que el sistema bancario nacional pueda depositar en el exterior el efectivo en USD que se recauda en el país”.

De esta forma, se traslada a la población y los cubanos en exilio que mandan remesas la responsabilidad de manejar los cambios de divisas y hacer llegar a Cuba otras monedas distintas al dólar.

El euro es la segunda moneda más utilizada en el mundo, teniendo en cuanta la cantidad de países que la acogen como divisa de curso legal. Por cantidad de habitantes son 340 millones de personas en la Zona Europea y otros 240 millones alrededor del mundo, incluyendo 190 millones de africanos, también adoptan al euro como moneda en sus economías. Ahora habrá que incluir en esas estadísticas oficiales a 11 millones de cubanos.

En Cuba tener un euro cuesta más de 85 pesos cubanos en mercado como Revolico, y su poseerlo significa un estatus superior, aunque también un modo de supervivencia pues con él se podrá comprar en las tiendas en Moneda Libremente Convertible (MLC) que ofertan hasta artículos de primera necesidad.

“La medida destrona un rey (dólar) para instaurar otro (muy probablemente el euro) y si el Estado no se ocupa del cambio entre esas monedas y del cambio entre estas y el peso cubano, el mercado informal se encargaría de hacerlo. Los dólares actuales no van a evaporarse”, alertó en sus redes sociales el economista cubano Pedro Monreal.

“Difícilmente alguien va a querer aceptar pagos en dólares, si luego no los podrá depositar en los bancos para comprar en las tiendas”.

Monreal explica además que “si el dólar es cambiado por euros en el mercado informal de Cuba, es probable que el poder de compra del dólar se reduzca aún más porque la trayectoria de la tasa de cambio ‘local’ del mercado informal podría ser más desfavorable que la tendencia del mercado internacional”.

El euro es la moneda usada por las instituciones de la Unión Europea (UE), así como la moneda oficial de la eurozona, formada por 19 de los 27 Estados miembros de la UE: Alemania, Austria, Bélgica, Chipre, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos y Portugal.

Además, 4 micro-Estados europeos tienen acuerdos con la Unión Europea para el uso del euro como moneda: Andorra, Ciudad del Vaticano, Mónaco y San Marino. Por otra parte, el euro fue adoptado de manera unilateral por Montenegro y Kosovo.

Los billetes de euro —de 5, 10, 20, 50, 100, 200 y 500 euros— son idénticos para todos los países. Las monedas de euro —de 1, 2, 5, 10, 20 y 50 centavos y 1 y 2 euros— tienen el mismo anverso en todos los países, pero distinto reverso según el país de acuñación.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.