El espía “Fernando” fue captado por la Seguridad del Estado cuando se dedicaba a vender drogas

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
Anuncios

El supuesto médico con una especialidad en Oncología fue destapado de su misión para difamar a Yunior García

El espía “Fernando” en sus inicios como agente de la seguridad cubana infiltrado en las organizaciones opositoras. (Foto: Facebook-Fernando Acena)

Carlos Leonardo Vázquez González el espía “Fernando” que por 25 años perteneció a la Seguridad del Estado, habría sido captado por estos órganos de vigilancia cuando era un joven y se dedicaba a vender droga, reveló Fernando Acena al periodista de AmericaTevé Juan Manual Cao.

Acena, quien actualmente está exiliado en Miami, conoció al espía cuando vivía en La Habana y según revela el supuesto doctor era vendedor de drogas en la capital cubana, actividades que entre otras cosas le llevaron a la cárcel y a recibir un disparo en la rodilla durante un incidente vinculado al narcotráfico.

En el programa conducido por Cao, Acena explicó que tras el incidente del balazo, Vázquez González fue llevado a la prisión de Valle Grande y donde presumiblemente fue reclutado por la Seguridad del Estado a cambio de rebajar su condena y salir de la prisión.

Tras conocerse el destape del espía, varios han sido los testimonios de personas que lo conocieron a lo largo de los años. Muchos de esos testimonios son de opositores al gobierno cubano y activistas por la democracia cuyas organizaciones acogieron al espía como si fuera un verdadero opositor al régimen.

Por ejemplo, el doctor en biología Ariel Ruiz Urquiola denunció en el año 2016 cuando realizaba una huelga de hambre para exigir medicamentos para su hermana, Omara Ruiz Urquiola sabía que Carlos Leonardo era un “esbirro de la seguridad del estado”. Esa sospecha la tuvo porque lo intentó persuadir de que no hiciera la mencionada protesta ante el Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología en La Habana.

De su labor como médico también han existido innumerables comentarios en redes sociales, algunos incluso lo vinculan a la muerte de la líder de las Damas de Blanco, Laura Pollán. Otros argumentan que con frecuencia les pedía meriendas y regalos a sus pacientes.

Una fuente cercana a la redacción a Periódico Cubano, confirma que Vázquez González también pedía recargas telefónicas durante los especiales de Cubacel a cambio de ofrecerles un mejor trato dentro del hospital. Como destinatario para las recargas de Etecsa, el espía daba el celular + 53 54705105, registrado bajo Jesús Navarro Valdés residente en el municipio Cerro de la capital, según las bases de datos consultadas por Periódico Cubano.

Los pacientes acudían de las maneras posibles a sus familiares en el extranjero para recargarle el celular a su médico, ahora destapado como espía.

Acorde al reportaje de Nápoles para América Tevé y confirmado por nuestra redacción, el espía tendría un hijo que reside en Tampa, Florida.

Paralelamente Oscar Casanella, denunció en sus redes sociales que mientras trabajaba en el Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología (INOR) conoció a Vázquez González.

“Carlitos me contó en aquel entonces que él había sido amigo de Osvaldo Payá Sardiñas y que aún era amigo de su familia. Carlos se expresaba con críticas a la dictadura cubana aunque en conversaciones privadas. Nos comenzamos a visitar en nuestras casas y le presenté a mi familia.”, explica Casanella.

El investigador asegura que  “el comportamiento de Carlitos Vázquez y varios eventos posteriores me hicieron sospechar que él trabajaba para el G2. El supuesto opositor cambiaba de número de teléfono móvil con altísima frecuencia. “Él me llegó a dar como 4 números de teléfonos móviles personales distintos en menos de 2 meses.”, afirma el galeno.

Lo cierto es que el agente del G2 no ofreció ninguna prueba contundente para vincular a los principales promotores de la marcha del 15 de noviembre con dinero proveniente de los EEUU o que estaban recibiendo órdenes desde el extranjero.

Sin embargo, a muchos asombra de la facilidad con que los grupos de oposición son infiltrados por agentes de la Seguridad del Estado, que como el espía Fernando, estuvieron durante 25 años ocultando su identidad y fingiendo ser contrario al régimen sin que nadie se diera cuenta.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.