Actualidad, acontecimientos y lucha continua por una Cuba Libre
RegistrateInicia Sección

No obstante, el funcionario cubano cataloga de ‘compleja’ la situación en Jagüey Grande.

Francisco Durán, director nacional de Epidemiología del MINSAP. ACN

El director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública de Cuba, Francisco Durán, se sumó a los funcionarios cubanos que en los últimos días han rechazado la posibilidad de que en el municipio Jagüey Grande, de Matanzashaya algo más que Covid-19.

Las autoridades sanitarias de Cuba han salido al paso de «rumores» sobre una enfermedad misteriosa en el poblado de Torriente, a la que los vecinos de Jagüey Grande achacan varias muertes.

En una conferencia de prensa, este sábado, Durán informó de 100 nuevos contagios de Covid-19 en Matanzas. De ellos, 18 en Jagüey Grande, donde en los últimos 15 días se han incrementado los casos activos a 142.

Sobre la situación en el municipio, el funcionario dijo que es consecuencia de la transmisión de Covid-19 y descartó la posibilidad de presencia de otros virus respiratorios como el H1N1.

«Debe quedar claro que hablamos de un evento de Covid- 19, confirmado mediante todas las muestras procesadas en la provincia de Matanzas y luego mandadas al IPK. Esta situación se debe controlar al igual que en otras ocasiones», dijo, según la web oficialista Cubadebate.

El MINSAP rechazó también los rumores en una nota publicada este sábado. «Todos los estudios clínicos, epidemiológicos y de laboratorios que se han realizado a los casos relacionados en los controles de foco y el evento institucional, corroboran el diagnóstico de Covid-19, no identificándose otros virus que pueden ocasionar Infecciones Respiratorias Agudas», dijo.

Los rumores de que algo supuestamente fuera de lo habitual ocurre en Jagüey Grande se han expandido en los últimos días. Para muchos, que el poblado de Torriente esté confinado y militarizado es un signo más.

Un activista residente en el poblado, de unos 7.000 habitantes, dijo el viernes a DIARIO DE CUBA que «una persona que asistió a una reunión del Partido Comunista de Cuba avisó a su familia que no dejaran salir al niño de la casa, porque no es Covid-19, sino una cepa«, lo que se está propagando.

Según la fuente, que pidió no ser identificada, en Torriente murieron en los últimos días seis personas, lo que activó las alarmas. Fueron «cuatro en una cuadra, que no eran familia, y otros dos en el pueblo», precisó. Esos fallecimientos no han sido confirmados por las autoridades cubanas.

Uno de los fallecidos «tenía unos 40 años, y otro también era joven y trabajaba en el cárnico T22», dijo la fuente.

«Desde hace tres días aquí no se puede entrar ni salir del pueblo, solo dejan a quienes ellos consideran. Solo un miembro por núcleo puede salir a hacer los mandados. Después de las 6:00PM hay toque de queda«, explicó el activista.

«Hay carpas con policías, médicos, enfermeras, y tropas especiales en parejas, boinas negras y boinas rojas. Hay dos escuelas habilitadas para sospechosos. Pero a otros se los llevan a Jagüey Grande o a Matanzas. Ayer mismo (jueves) se llevaron media guagua de gente«, añadió.

Asimismo, está prohibido el ejercicio de los cocheros y bicitaxistas, y el trabajo de los negocios privados. Los establecimientos estatales también ofrecen sus servicios con restricciones.

El activista Iván Hernández Carrillo comentó desde el matancero municipio de Colón que «es alarmante cuando en un poblado tan pequeño existen tantas personas contagiadas«.

Con las declaraciones del doctor Durán y la nota del MINSAP, suman al menos cuatro las veces en que las autoridades han desmentido durante esta semana que haya una situación sanitaria de gravedad especial en Matanzas.

Fernando Acevo Figueroa, director del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología de Matanzas, dijo el jueves que hay «serias afectaciones» por la pandemia de Covid-19 en los municipios de Matanzas, Cárdenas, Jagüey Grande y Pedro Betancourt. Pero volvió a negar, como hiciera dos días atrás, que exista una enfermedad asociada al Covid-19 afectando a la provincia. También rechazó que circule en el territorio una neumonía nueva o el virus H1N1, ni ninguna otra rara infección.

«En el IPK (Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí) han visto hasta la fecha 18 muestras y no hay nada nuevo. Sí hay Covid-19«, dijo en entrevista con TV Yumurí.

«La neumonía puede haber existido«, admitió. «Conozco dos casos de la localidad de Torriente que tenían otras patologías en estadios terminales, se encontraban muy inmunodeprimidos y murieron con un cuadro terminal de neumonía. Puede haber otras personas que hayan fallecido, que puede ser un Covid-19 y no se diagnosticaron. Un PCR, dos PCR… no excluye Covid-19″, agregó.

Este sábado, Durán catalogó de «compleja» la situación de Jagüey Grande y precisó que hay 29 controles de foco. «El que mayor número agrupa es el de la fábrica de bebidas y refrescos ‘La Estancia’, donde se abrió un evento de trasmisión el 29 de marzo», dijo.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Share This
A %d blogueros les gusta esto: