El dengue en Cuba golpea sobre todo a los niños, reconocen las autoridades

Sin mencionar el número de fallecidos por la enfermedad, la prensa oficial celebra que solo haya un menor en estado crítico y seis graves.

Trabajadores de la campaña contra el mosquito Aedes aegypti en La Habana. DIARIO DE CUBA

Las autoridades del Ministerio de Salud Pública de Cuba (MINSAP) reconocieron que la epidemia de dengue que azota al país está generando muchos casos entre los niños, aunque la prensa oficial volvió a evitar referirse al número de decesos por esa causa y también a la cantidad de enfermos.

De acuerdo con un informe presentado al Gobierno por Lissette del Rosario López, jefa del Grupo Nacional de Pediatría del MINSAP, el martes había entre los menores de edad «un solo paciente crítico, y seis pacientes graves; pero el dato más importante es que hay seis niños que, del estado de gravedad, hoy pasan a ‘de cuidado'».

La funcionaria celebró la situación actual después que tanto el Gobierno como la prensa oficial evitaran mencionar uno solo de los más de diez niños fallecidos en los últimos meses víctimas de la enfermedad en Cuba, y cuyos decesos fueron divulgados a través de las redes sociales por instituciones locales y allegados.

Según el reporte del diario oficial Granmala funcionaria aseguró que «hemos observado un incremento en los casos de dengue en niños, incluso con casos graves», y ante ello el MINSAP lanzó un estudio para caracterizar a los pacientes.

Los signos de alarma de la enfermedad, dijo en la misma reunión María Guadalupe Guzmán Tirado, directora del Centro de Investigación del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), son el vómito persistente, el dolor abdominal intenso, la somnolencia y el decaimiento.

Ante tales síntomas, dijo, el paciente debe acudir «urgentemente al médico», y advirtió que la desaparición de la fiebre no necesariamente indica que la enfermedad pierde fuerza, pues a menudo es ahí «cuando comienzan los signos de gravedad».

Guzmán Tirado informó que, si bien en Cuba circulan las cuatro variantes del virus del dengue, el más extendido es el tipo tres. Los medios que reportaron sus declaraciones evitaron precisar que esta variante es la más peligrosa, pues puede causar hemorragias y provocar la muerte.

Por su parte, Del Rosario López comentó que «alrededor del mes de julio nosotros comenzamos a notar que el incremento era sostenido en el número de casos, y la severidad no solo venía dada por la cantidad de pacientes que entraban a las terapias intensivas» sino en cómo ingresaban en los hospitales.

Por ello, dijo, los pediatras sentían que estaban «ante un epidemia distinta», pues durante el verano «llamaba la atención que los niños podían presentar una marcada tendencia al sueño, o comenzaban a hacer de manera súbita trastornos cardiovasculares, incluso tratándose de niños sanos».

«En esta epidemia los órganos diana en los pacientes pediátricos cubanos que hemos estudiado, hasta ahora han sido cerebro y corazón, dos órganos indispensables para la vida», precisó, sin mencionar cifras.

Pese a esa información, el ministro de Salud cubano, José Ángel Portal Miranda, aseguró que «la situación epidemiológica del país ha seguido mejorando», pues en la última semana solo fueron diagnosticados nueve casos positivos al Covid-19; los casos sospechosos de dengue disminuyen, y quedan solo cuatro enfermos de viruela símica, todos ingresados y con evolución favorable.

Los informes de las autoridades nacionales contrastan con reportes locales. Así, el periódico oficial de Santiago de Cuba informó días atrás de 107 enfermos de dengue solo en un área de la ciudad cabecera, mientras que en la vecina Guantánamo el MINSAP reportó 368,5 casos como promedio por cada 10.000 habitantes solo en Baracoa.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%