El ‘corralito’ cubano es de 290 dólares y pasa por el aeropuerto

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

En la Isla solo se pueden cambiar 7.200 pesos, y hay que estar a punto de coger avión.

Recibo de la CADECA del aeropuerto. DIARIO DE CUBA

La únicas Casas de Cambio (CADECA) de Cuba donde actualmente se permite cambiar la moneda nacional por divisas son las ubicadas en los aeropuertos, pero con un límite de 7.200 pesos cubanos, el equivalente a unos 290 dólares estadounidenses, y solo para quienes demuestren que van a viajar fuera del país, comfirmó DIARIO DE CUBA con varios viajeros.

Una cubana que prefirió reservar su identidad afirmó que a los aeropuertos solo pueden ingresar las personas que van a viajar, por lo que deben mostrar su pasaporte y su tarjeta de embarque en la entrada de la instalación, y luego de ese trámite es que pueden acceder a la CADECA ubicada dentro.

«Yo llevaba 8.000 pesos, y cuando llegué me dijeron que solo podía cambiar 7.200, que son 290 dólares. En realidad quería cambiar a euros, pues venía para Europa, pero me dijeron que no tenían», afirmó.

«Los trabajadores de la CADECA me dijeron que solo tenían dólares, por lo que lo tuve que cambiar a esa moneda. Conmigo iban dos amigos que le hicieron el favor a una de las personas que trabaja en el aeropuerto de cambiarles 7.200 pesos cada uno con sus pasaportes y pasajes, pues en la calle el cambio es mucho más alto», agregó.

Algo similar le sucedió a Orlando Díaz, un joven cubano que se marchó a España en los primeros días del año con el propósito de estudiar una maestría. Al llegar al aeropuerto solo pudo cambiar 7.200 pesos a dólares estadounidenses, pues le dijeron que no había disponibilidad de euros.

«Con eso perdí doblemente, porque al llegar a España tuve que cambiar esos dólares a euros con el consiguiente impuesto. No sé cómo el Gobierno cubano cree que alguien puede viajar a otro país con tan poco dinero», afirmó a DIARIO DE CUBA.

En su caso, contó, tuvo que cambiar una parte de sus ahorros en el mercado negro a 1,30 CUC por dólar, porque en las CADECAS de la Isla desde hace meses no se puede canjear la moneda nacional por ninguna divisa extranjera.

«Y tuve suerte de que lo cambié unos meses atrás, porque ahora mismo para conseguir un dólar en Cuba hay que dar entre 45 y 50 pesos cubanos«, agregó.

Ortiz también contó que el día de su viaje estuvo desde temprano en la terminal aérea, pues le habían comentado que, como es el único sitio donde se pueden realizar esas transacciones en el país, en ocasiones se hacen largas filas, aunque afortunadamente no fue su caso.

Pese a que las autoridades cubanas no han prohibido expresamente la extracción de divisas de las cuentas bancarias ni el cambio por moneda nacional, en la práctica es imposible, pues las personas que tienen cuentas en dichas monedas son impedidas de extraer el efectivo por la «escasez» que hay en los bancos cubanos.

Esa es la situación de otro cubano que prefirió reservar su nombre, quien a inicios de 2019 ingresó una suma en divisas en su cuenta bancaria para acceder a un visado de turismo a Europa, pero desde entonces solo pudo retirar una ínfima parte, quedando congeladas sus divisas hasta que el banco tenga «disponibilidad» de la moneda.

A mediados de diciembre Miguel Díaz-Canel anunció que se mantendría la tasa de cambio entre el peso cubano y el dólar en 24 por 1, pero en la práctica ninguna CADECA realiza dicho servicio.

Mientras tanto, en el mercado negro, única alternativa de los cubanos para obtener divisas, la moneda nacional se devalúa cada vez más, como previó la mayor parte de los especialistas.

Para Emilio Morales, presidente de la consultora Havana Consulting Group, el principal problema radica en que las autoridades «han iniciado la reforma monetaria sin haber liberado las fuerzas productivas y sin liberar los precios, (…) el Estado ha fijado los precios sin tener en cuenta la dinámica del mercado. Por tanto, la medida ha nacido coja, y lejos de convertirse en regulador positivo para intentar sanear la economía, se va a convertir en un verdadero lastre que acelerará su actual proceso de colapso».

Por esa razón, Mauricio de Miranda, profesor en la Pontificia Universidad Javeriana de Cali, Colombia, afirmó a DIARIO DE CUBA que debió «adoptarse un valor de partida más alto, en torno a lo que está reflejando el mercado, con la posibilidad de corregirlo a la baja en la medida en que la economía nacional se recupere».

Tomado De DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.