El Congreso del Partido Comunista de Cuba solo celebrará ‘el perfeccionamiento de la represión y el control social’

  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Activistas y abogados analizan el escenario en el que se desarrollará el cónclave del partido único en la Isla.

Ramiro Valdés, Miguel Díaz Canel y José Ramón Machado Ventura. ABEL PADRÓN PADILLA CUBADEBATE

El VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba se celebrará en un momento de crisis económica, política y social agudizada por la pandemia de coronavirus. «Ellos pueden estar celebrando mantenerse en el poder como grupo político de preferencia, que ha perfeccionado un sistema de represión y control social durante muchísimo tiempo», afirmó la abogada Laritza Diversent, directora de Centro de Información Legal Cubalex, a DIARIO DE CUBA.

Diversent señaló que el congreso del partido único en Cuba se realiza cada cinco años para recordar a la ciudadanía que no tiene «mecanismos de participación política», ni puede influir en la mayoría de las normas legales que se aprueban para restringir los derechos de los cubanos.

«Un oficial de la Seguridad del Estado te dice ‘hoy no vas a salir’, y no sales y punto. El oficial no tiene un argumento legal y eso es gracias a que el PCC ha perfeccionado el sistema de control para garantizar un partido supremo en detrimento de todo el resto de la sociedad«, ejemplificó Diversent. 

El jurista Edel González señaló a DDC que «en este congreso el PCC poco se debe celebrar porque ellos mismos deben estar conscientes de que el país está en una crisis económica terrible, no solo por el Covid-19, sino que viene de años arrastrándose».

«Además, el tema ideológico, que es la cuestión fundamental de los análisis del PCC, tienen que abordarlo con un nivel de pragmatismo terrible, porque la sociedad cubana, cada día que pasa, se está alejando más de la ideología. Son menos las personas que optan por ser militantes del partido y de la UJC (Unión de Jóvenes Comunistas)», agregó el abogado especializado en Derecho Constitucional y Administrativo. 

«El PCC es protagonista de 62 años de fracasos. Es un fracaso que hoy tiene a la mayoría de la población cubana empobrecida; un fracaso que está provocando un gran sufrimiento especialmente a los ancianos, a los enfermos crónicos, a la gente que no tiene una mano tendida, una ayuda de remesa familiar… Y eso es lo que tiene que pensar el PCC», dijo Yaxis Cires, abogado y director de Estrategia del Observatorio Cubano de Derechos Humanos, Coordinador de Cuba Humanista y miembro de la Plataforma Monitor Legislativo Cubano.

«Cuba no puede seguir como está. Lamentablemente parece que ellos piensan más o están más preocupados por sus problemas internos, por los problemas de la élite del poder, por quién va a tener más poder mañana: silos militares de GAESA, si los militares del arroz con frijoles o si los fieles a la ideología marxista-leninista en el partido. Lamentablemente, no les preocupa lo que está pasando en el pueblo cubano hoy«, apuntó Cires. 

La activista Aimara Peña, directora de la organización Somos Cuba, dijo que el PCC solo profundizará en la violencia institucional contra la sociedad civil independiente e incluso en cómo «generalizarla a la población que busca nuevos caminos de progreso en un escenario de necesidad». 

«El PCC puede estar adoptando nuevas estrategias para continuar manteniéndose en el poder porque la sociedad civil es cada vez más pujante, más diversa, busca todo el tiempo generar cambios al interior de Cuba. Los activistas estamos enfocados en el ámbito legislativo y legal ante la profunda crisis en la Isla«, señaló la también miembro de la Alianza Cubana por la Inclusión (ACI) y de la Plataforma Monitor Legislativo Cubano.  

Peña dijo que el desconecto social y la crisis en la Isla desmonta ante la opinión pública nacional la estructura del partido. «El PCC cada vez pierde más autoridad moral frente al pueblo«, agregó.

«Les toca comenzar de manera urgente un camino de reforma democrática»

Laritza Diversent opinó que «la pandemia de coronavirus ha venido a rasgarle un poco el sistema de control y el velo que tiene la población con el PCC, pero el Partido aún siguen teniendo los mecanismos de control bien diseñados al punto de que si tú haces una publicación criticando en las redes, pueden ir a tu casa a amenazarte».

«Las votaciones en Cuba son para legitimar a ese partido político, a ese 10% que decide lo que tú comes, cómo te vistes, a dónde te vas, si puedes salir, si puedes opinar, si puedes relacionarte con otra persona. Eso es lo que ellos celebran que tienen a su disposición, como esclavos, a una finca que es Cuba y como esclavos a toda una ciudadanía a lo que ellos dispongan. Ellos tienen una vida de privilegio, mientras el resto de la sociedad está viviendo en condiciones caóticas porque no tienen medicamentos…», dijo.

«Vivir en la forma en que se vive en Cuba es vivir sin dignidad. Contra eso debemos de ir, pidamos la libertad para vivir dignamente. Eso es lo que hay que decirle hoy al PCC y mañana. Pensemos que si no somos nosotros quienes reclamamos los derechos, no lo va a hacer nadie, no va a venir nadie de afuera», advirtió.

Yaxis Cires llamó al PCC a abrirse a una transición y cambio democrático en Cuba. «Les toca comenzar de manera urgente un camino de reforma democrática que incluya todos los ámbitos de la vida social. La pelota está en gran medida del lado de ellos y esperamos que por patriotismo, por dignidad o por humanismo comiencen ese proceso».

«También es importante que desde la sociedad civil, la oposición y el exilio, se envíen mensajes encaminados a que el futuro de Cuba, la transición que necesitamos sea por vía pacífica, no se vaya a linchar a nadie y donde todos, incluyendo el PCC y aquellos comunistas que no tienen las manos machadas de sangre, tengan una oportunidad de participar en ese futuro de Cuba«, dijo Cires. 

El jurista Edel González pidió «a los militantes del PCC que se concentren en cómo crear mecanismos de integración y comunicación con las bases y que se aperturen los derechos hacia la sociedad«.

«Si ellos siguen atrincherados en la incomunicación, en no dar espacios participantes a la sociedad, al final un sistema tan rígido va a quebrar. A mi juicio, ellos se van a convertir en los mismos contrarrevolucionarios de lo que llaman Revolución porque están propiciando que su proyecto se caiga porque, si tú no me escuchas y yo soy el pueblo, si no me escuchas a las buenas, eso va a terminar en un escenario muy complejo lamentablemente«, agregó.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.