El Congreso de EEUU vota en contra de una enmienda que buscaba dar créditos al régimen cubano

Díaz-Balart aplaude la ‘aplastante derrota del financiamiento para la dictadura cubana’.

Los representantes Rashida Tlaib y Mario Díaz-Balart. EFE/NBC

La Cámara de Representantes de Estados Unidos votó el miércoles en contra de una enmienda que buscaba otorgar créditos al Gobierno de Cuba sin condicionamientos, presentada por la congresista demócrata por Detroit (Michigan) Rashida Tlaib.

«Hoy la Cámara de Representantes de Estados Unidos derrotó una enmienda ofrecida por la representante Rashida Tlaib para otorgar concesiones unilaterales al régimen de Cuba con una votación de 260 a 163″, informó el congresista cubanoamericano Mario Díaz-Balart en un comunicado de prensa.

«Si bien las dictaduras marxistas tienen sus apologistas dentro de la mayoría demócrata, estoy agradecido por el apoyo de colegas de ambos partidos que apoyaron al pueblo cubano en su lucha por la libertad. Debido a un fuerte apoyo bipartidista, pudimos derrotar el otorgamiento de créditos a los opresores del pueblo cubano«, dijo Díaz-Balart.

«Seguiré oponiéndome a cualquier concesión unilateral al régimen brutal y antiamericano de Cuba. Mientras cientos de presos políticos siguen encarcelados, no podemos disminuir la presión sobre un régimen que utiliza sus ingresos para oprimir aún más al pueblo cubano. El pueblo cubano será libre y estoy orgulloso del Congreso de Estados Unidos por estar con ellos hoy», añadió el político, quien realizó una intervención para sostener su posición contra la enmienda.

Rashida Tlaib estuvo en el grupo de 26 demócratas que pidieron en junio al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, la revisión de su política sobre Cuba para «garantizar que las vacunas contra el Covid-19 de La Habana se distribuyan y no tenga afectaciones su desarrollo».

Tlaib, hija de inmigrantes palestinos, primera mujer musulmana elegida para la Legislatura de Michigan, una de las dos primeras mujeres musulmanas en el Congreso de Estados Unidos y la primera mujer palestinoamericana en servir allí desde el 2018, se define como una «luchadora por lo que es correcto, incluso cuando no es popular».

La demócrata fue una de las primeras integrantes del Congreso en enfrentarse al ex presidente Donald Trump y exigir «responsabilidad por sus acciones ilegales e inconstitucionales». Dirigió con éxito los esfuerzos de juicio político en su contra, dos veces.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%