El comunismo en Cuba murió a manos de sus herederos

  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Ahora la élite castrista se prepara para “robar por segunda vez” el aparato productor del país luego de dejarlo “seco”, eso en vista de que se le permitirá al capital extranjero invertir en Cuba. Ellos quieren una parte.

Raúl Castro junto al «puesto a dedo» de Cuba, Miguel Díaz-Canel / Foto: Referencia

Muchas personas pensaban que el final del comunismo en Cuba sería de la mano de otros actores políticos que llegarían con un proyecto totalmente nuevo y renovado, pero no resultó ser así. En el portal Diario de CubaJuan Antonio Blanco publicó un artículo donde detalla que la nefasta ideología impulsada por Fidel Castro, llegó a su fin en la isla cárcel de la mano de sus herederos.

El escritor, asegura que durante “décadas” se esperó el fin del comunismo en Cuba. Algunos decían que llegaría de la mano del “imperialismo”, otros del pueblo, pero “nadie previó” que dicho sistema sería desmantelado por sus propios “creyentes”.

“Los libros de historia dirán que no fue derrocado por una invasión estadounidense ni por una sublevación popular, sino por una piñata mafiosa”. El autor hace estas acotaciones en referencia a los nuevos planes económicos que dio a conocer recientemente el régimen castrista y que se alejan totalmente de la ideología comunista, lo que nos lleva a la pregunta ¿Qué sistema se implantará ahora?

De acuerdo con Juan Antoni Blanco, ahora en Cuba se espera implantar un “Estado mafioso”, que es un sistema nacido en el siglo XXI y cuyo ejemplo más palpable es Venezuela, donde está disfrazado de socialismo y comunismo. “El verdadero plan estratégico yace escondido entre medidas que captan fácilmente la atención de los titulares y del público cubano: depreciación del poder adquisitivo del peso cubano, cese de subsidios a la canasta familiar de alimentos, procesos inflacionarios en ciernes”.

La implementación de este “Estado mafioso” en Cuba se viene orquestando desde hace ya algún tiempo y el castrismo se estaba preparando para ello. Como prueba tenemos el apoderamiento de los recursos productivos del país, que están a merced de GAESA y otras empresas controladas por autoridades castristas. “Así crearon un poder opaco y paralelo al aparato estatal del comunismo burocrático”.

Luis Alberto López-Calleja, la cabeza del emporio GAESA / Foto: Referencia

Ahora la élite castrista se prepara para “robar por segunda vez” el aparato productor del país luego de dejarlo “seco”, eso en vista de que se le permitirá al capital extranjero invertir en Cuba. Ellos quieren una parte.

“Trabajadores, e incluso los propios campesinos están a partir de ahora amenazados por la posibilidad de que sus centros laborales y tierras sean vendidos  a precios de usura, a empresarios inescrupulosos y fondos “buitres” de inversión. La vieja burocracia estatal que se creía sólida, se desvanecerá en el aire”.

“Cuba está en venta, lo demás es paisaje”, detalla el redactor del artículo, indicando que los inversionistas extranjeros, convocados por la dictadura, no llegarán con mejores intenciones. “Las edificaciones fabriles pueden ser dinamitadas por los compradores y las tierras quedar a la espera de otros inversionistas que paguen más por ellas en el futuro”.

Desempleo en Cuba

En su análisis Juan Antonio Blanco advierte que unos dos millones de trabajadores cubanos podrían quedar sin empleo tras acordarse las ventas de diferentes empresas estatales del “viejo estado comunista” en Cuba.  

El sistema de bicicletas públicas atenderá principalmente a personas que se dirijan a sus trabajos o sitios de estudio /Foto: Ricardo López Hevia

“La elite de poder está hoy más atemorizada que el pueblo, por eso apresuran sus planes de aterrizaje como oligarcas en un capitalismo mafioso al estilo ruso. Sus horas están contadas si civiles y militares honestos se disponen a deponer esa dictadura. Ellos lo saben”.

Tomado De Cubanosporelmundo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.