El agente Fernando espió a opositores y activistas cubanos que necesitaban atención médica

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
Anuncios

El conocido agente Fernando de la Seguridad del Estado, alias del oncólogo cubano Carlos Leonardo Vázquez, aseguró que espió a líderes de la oposición y a la sociedad civil independiente que había acudido a él por motivos de asistencia médica, infringiendo así los principios éticos de la medicina.

El galeno reveló que dentro de esta lista de objetivos, se hallan los nombres de Rosa María Payá, Laritza Diversent, Elizardo Sánchez Santa Cruz y Manuel Cuesta Morúa.

En entrevista con el periodista y vocero del oficialismo Lázaro Manuel Alonso, en el programa “Palabra precisa”, el doctor admitió que su profesión le ha valido para que la disidencia cubana le abriera las puertas.

Para espiarlos, aprovechó de forma ruin la condición humanista, moral y profesional que se les concede a los galenos cubanos para prestar servicios especializados, pasando luego información confidencial y volátil a la Seguridad del Estado.

El oncólogo afirmó que llegó a desarrollar relaciones personales con sus opositores designados, lo que permitió continuar desempeñándose en esta labor por 25 años.

Alonso, por su parte, tildó de “personajes” a los líderes reaccionarios y demás objetivos con los que el doctor se vinculó y trató de indagar sobre la profundidad de los vínculos médico-paciente que Vázquez alegó mantener.

El agente Fernando respondió que se ocupaba de realizar todos los chequeos que estas personas solicitaban, y que estos solían hacerse en Cuba porque fuera de la isla, a los activistas les resultaban impagables.

La Ley de Salud Pública cubana, en su artículo 35, dicta que “en todos los casos se respeta el pudor y la sensibilidad de los pacientes y familiares”, por lo que revelar información a los órganos de la Seguridad del Estado constituye tanto una ilegalidad como una gran falta de ética profesional.

El juramento hipocrático también fue violado en esta ocasión: “No permitir jamás, que entre el deber y el enfermo se interpongan consideraciones de raza, religión, nacionalidad, de partido o de clase”.

La actitud de Vázquez ha sido duramente criticada por los colegas de este, la que se hizo pública como parte de una recia campaña de descrédito contra Yunior García, actor, dramaturgo, líder opositor y principal promotor de la Marcha por el Cambio en Cuba, a ocurrir el próximo 15 de noviembre.

El agente Fernando y García coincidieron en un taller sobre “El papel de las fuerzas armadas en un proceso de transición”, en Madrid en 2019, aunque nunca interactuaron.

En otra reciente entrevista, Vázquez confesó que su hijo vive fuera de Cuba, pero aseguró que lo apoya y que está orgullo de él.

TOMADO DE CUBACUTE

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.