El activista cubano Esteban Rodríguez: ‘el Movimiento San Isidro continúa puesto’

El joven excarcelado y enviado al destierro en enero cuenta lo que vivió en la prisión política y pide unidad a la sociedad civil independiente.

El activista cubano Esteban Rodríguez. ESTEBAN RODRÍGUEZ/FACEBOOK

El activista cubano Esteban Rodríguez, enviado al destierro por el régimen cubano tras pasar meses en la cárcel, pidió unidad a la sociedad civil independiente por la libertad de los presos políticos en la Isla, en una directa en Facebook en la que relató lo vivido en prisión, donde coincidió con manifestantes de las protestas del 11 de julio en Cuba.

«Los presos políticos merecen que sigamos luchando por ellos y que nos unamos«, dijo Rodríguez, quien admitió lo duro que es mantenerse fuerte física y emocionalmente cuando cumples prisión por tus ideas.

Denunció mecanismos utilizados por la Seguridad del Estado para disminuir a los presos políticos moralmente y al respecto citó una denominada «Operación dignidad», mediante la cual los jóvenes del 11J han sido sometidos a manipulación

«Vi intimidar a jóvenes del 11J en la prisión del Combinado del Este«, señaló Rodríguez en referencia a presiones y amenazas de los guardias de prisión para que los reos dijeran consignas revolucionarias y pronunciaran discursos de arrepentimiento.

«Yo les suplicaba que no hicieran eso, porque no está mal protestar contra una dictadura. No tienen por qué arrepentirse, eso es un acto que pueden utilizar luego en tu contra durante el juicio o en la revisión de tu caso por parte de las organizaciones de defensa de los derechos humanos. En el régimen no se confía; ellos solo buscan quebrar tu voluntad y aniquilar tu autoestima. Yo he sido víctima de esas prácticas», dijo.

En lo que calificó como «tortura psicológica», el activista añadió que «la Seguridad del Estado viene y te dice que ya pasaste al olvido, te tratan de irrelevante, te intentan convencer de que ya no existes en las redes. ‘Te utilizaron y te desecharon’, te dicen».

Esteban Rodríguez estaba preso sin juicio en una cárcel cubana desde abril de 2021 por manifestarse en la Calle Obispo de La Habana a favor de Luis Manuel Otero Alcántara y, según declararon él y el periodista independiente Héctor Valdés Cocho, con quien fue desterrado, su excarcelación en enero había sido a cambio de que se fuera del país.

Después de viajar por varios países centroamericanos, ambos llegaron a México, donde estuvieron detenidos. La semana pasada, el Instituto Nacional de Migración (INM) de ese país anunció oficialmente que les extendió visas humanitarias.

Según Rodríguez, la llamada «Operación Dignidad» incluye otras técnicas más violentas y «a los presos políticos que no tienen visibilidad, los maltratan y golpean».

Rodríguez citó el caso de un activista gay autor del canal de YouTube «La caimana de Georgia», quien está en el Combinado del Este. Según el activista, los carceleros lo obligan a desnudarse y caminar delante de los demás reos, entre otras «atrocidades». Denunció que por estas razones, el joven se ha cortado las venas varias veces dentro de la prisión.

«Es muy importante apoyar a esas familias», insistió, y se refirió a la fortaleza que ganan cuando los prisioneros y sus familias son apoyados y ayudados por la sociedad civil, acompañándolos para que no se sientan solos.

«La situación está muy difícil en Cuba. La jaba de un preso puede costar más de 10.000 pesos. Nuestra prioridad ahora debe ser apoyar a esa gente, a los que salieron a protestar el 11J, a los que siguen saliendo a enfrentar al régimen y a sus familiares«, dijo.

«Desde fuera seguiré luchando por ellos. Yo soy ahora uno más de los cubanos expulsados por el régimen, separados de sus familias, pero seguiré luchando para que el cambio sea«, agregó.

«Tuve la amarga experiencia de ser un preso político en la Isla. Por eso mando un mensaje de ánimo y un abrazo a todos los presos políticos; a mis hermanos Luis Manuel Otero Alcántara, Maykel Osorbo, Lázaro Yuri Valle Roca, a Luis Robles, a quien tuve el honor de conocer en el Combinado, junto con El Gato de Cuba (el youtuber Yoandi Montiel) y los jóvenes del Movimiento 18 de Alamar«, contó.

«No pude salir el 11J porque estaba preso, pero viví ese día desde la cárcel. Viví también en prisión los sucesos del 15N. Ahora estoy de este lado y seguiré mi lucha por su liberación; por darles ánimo y fuerzas», señaló.

«Seguimos fuerte y como diría mi hermano Maykel Castillo Pérez, el mundo está consciente de que el Movimiento San Isidro continúa puesto«, afirmó Esteban Rodríguez.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%