Estos anuncios ocurren en medio de las denuncias hechas por varias ONG’s ante la ONU sobre la forma de «esclavitud moderna» que aplica el régimen de Cuba con sus médicos, a quienes somete a condiciones de trabajo forzado.

Trata de personas 

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump emitió una “determinación presidencia” para sancionar a los gobiernos extranjeros, entre ellos Cuba, que participen en la “trata de personas». La Administración actual señala a Rusia, Cuba, China y Nicaragua, como países que participan en esta deplorable práctica, por lo que no se le prestará asistencia humanitaria o relacionada con el comercio.

Dicha “determinación presidencial”, según Martí Noticias, se trata de una lista en la que la isla comunista ocupa en tercer lugar. Estas sanciones comenzarán a regir a partir del Año Fiscal 2021 y se extenderá hasta que “esos gobiernos cumplan las normas mínimas de la Ley o realicen esfuerzos significativos para cumplirla”.

La Administración Trump recordó además que con respecto a Cuba no permitirán la “participación en programas de intercambio educativo y cultural por funcionarios o empleados de los gobiernos de Cuba”, así como los de Corea del Norte y Siria “hasta que dichos gobiernos cumplan con las normas mínimas de la Ley para la eliminación de la trata de personas”.

Esto sin duda es un duro golpe para el castrismo, especialmente en el sector turismo, ya que los estadounidenses viajan bajo alguna de las categorías que estipula el embargo el embargo al régimen, entre ellas los programas educativos.

Estos anuncios ocurren en medio de las denuncias hechas por varias ONG’s ante la ONU sobre la forma de «esclavitud moderna» que aplica el régimen de Cuba con sus médicos, a quienes somete a condiciones de trabajo forzado.

Médicos cubanos enviados al Reino de Esuatini.

Recientes sanciones a Cuba

La pasada semana el presidente Trump anunció más sanciones contra el régimen cubano durante una reunión con veteranos de la batalla de Bahía de Cochinos. Las nuevas restricciones van dirigidas al sector hotelero operado por el castrismo, ya que los estadounidenses que viajen a la isla y se hospeden en dicho hoteles, podrán ser sancionados.

Además, se le impuso severas restricciones a la compra de tabaco y ron cubano. En ese sentido, el canciller de la dictadura, Bruno Rodríguez, como de costumbre catalogó las nuevas sanciones de “arbitrarias” y exigió a gobierno estadounidense el cese del embargo. Además las calificó de “oportunismo electoral”.

“El pueblo de Cuba, con el respaldo de la comunidad internacional, ha repudiado con fuerza el bloqueo económico, impuesto por Estados Unidos. Las medidas que con oportunismo electoral se anuncian semanalmente refuerzan la firme voluntad de resistencia”.

Tomado De Cubanosporelmundo

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.