EEUU reabrirá sus fronteras el 8 de noviembre para los vacunados con fármacos reconocidos por la OMS

Anuncios

Habilita el ingreso desde territorios hasta ahora vedados, entre ellos la Unión Europea, Brasil y Reino Unido, además de Cuba.

Frontera terrestre de EEUU cerrada por la crisis sanitaria. EFE

Estados Unidos reabrirá sus fronteras terrestres y aéreas a los pasajeros internacionales vacunados con la pauta completa contra el Covid-19 a partir del próximo 8 de noviembre, informó el viernes la Casa Blanca.

Esta decisión habilita el ingreso a ese país desde territorios hasta ahora vedados, entre ellos la Unión Europea, Brasil y Reino Unido, además de Cuba, pero excluye a personas no vacunadas o a las que se inocularon fármacos no reconocidos en ese país, como es el caso de los inyectables desarrollados en la Isla.

En los casos excluidos, podrán ingresar a EEUU con un PCR negativo y, entre otras cosas, vacunarse en territorio estadounidense, precisó EFE.

«La nueva política de viaje que exige vacunación para los viajeros extranjeros a EEUU comenzará el 8 de noviembre. Este anuncio y la fecha se aplican tanto a los viajes internacionales aéreos como los terrestres», señaló un portavoz de la Casa Blanca, Kevin Muñoz, en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter.

El Gobierno de Estados Unidos había anunciado a finales de septiembre que permitiría la entrada al país de los viajeros internacionales vacunados a partir de comienzos de noviembre, pero no había concretado una fecha.

El anuncio implica que desde el 8 de noviembre los extranjeros que quieran entrar a Estados Unidos para visitas consideradas no esenciales, como el turismo o la mayoría de los encuentros familiares, podrán hacerlo por las fronteras áreas o terrestres siempre que cuenten con la pauta de vacunación completa.

También podrán hacerlo los viajeros internacionales que estén vacunados y que vuelen desde los países sometidos hasta ahora a restricciones de viaje por la pandemia, una lista que incluye a los Estados europeos del espacio Schengen, además del Reino Unido, Irlanda, Brasil, China, Irán, Sudáfrica e India.

Estados Unidos aceptará todas las vacunas que hayan sido autorizadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), incluidas las chinas Sinovac y Sinopharm, esta última aplicada en algunos territorios de Cuba y en varios países de América Latina, aunque no la rusa Sputnik V ni la CanSino china.

Tampoco reconoce los fármacos cubanos Abdala, Soberana 02 y Soberana Plus, que se aplican masivamente en la Isla y que se administran además en Venezuela, Nicaragua, Irán y Vietnam.  

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en ingles) de EEUU podrían precisar en el futuro si aceptarán nuevas vacunas.

Los viajeros internacionales completamente vacunados no deberán cumplir cuarentena una vez lleguen a territorio estadounidense, pero sí deberán facilitar sus datos de contacto para permitir el rastreo en caso de contagio.

Por su parte, los estadounidenses no vacunados deberán presentar un test negativo un día antes de su partida y volver a someterse a la prueba una vez lleguen a Estados Unidos.

Esta misma semana, el Gobierno de Cuba se quejó de que Estados Unidos no admita sus vacunas para el ingreso a ese país. 

«Nosotros sí vamos a reconocer todas las vacunas que sus entidades regulatorias, las entidades regulatorias de cada país, hayan reconocido», dijo en declaraciones a The Associated Press el ministro de Salud de Cuba, José Ángel Portal.

El ministro consideró injusto que el Gobierno de Estados Unidos no reconozca a los inoculantes cubanos. «El resultado de las vacunas cubanas está ahí, está en los números… como viene disminuyendo la transmisión», argumentó.

Unos minutos antes, Portal había participado en una conferencia de prensa para informar sobre el proceso de vacunación en la Isla, cuyas autoridades se plantearon tener al 90% de su población inmunizada para fines de año.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.