EEUU pone en su lista negra a la hija de Daniel Ortega y a otros tres funcionarios nicaragüenses

Washington exige la liberación de los candidatos presidenciales detenidos, así como a otros líderes de la oposición arrestados durante la última semana.

Daniel Ortega y su hija Camila Ortega. BBC

EEUU impuso sanciones económicas a cuatro funcionarios nicaragüenses, incluida la hija del presidente Daniel Ortega. Washington advirtió que seguirá utilizando herramientas diplomáticas y económicas contra miembros del Gobierno de izquierda que socavan la democracia, informa Reuters.

El secretario de EEUU, Antony Blinken, instó a Ortega a liberar a los candidatos presidenciales detenidos, así como a otros líderes de la oposición arrestados durante la última semana en una «ola de represión».

«Estas sanciones demuestran que hay costos para los que apoyan o ejecutan la represión del régimen de Ortega«, dijo Blinken en un comunicado.

«EEUU seguirá utilizando todos los medios diplomáticos y las herramientas económicas a nuestra disposición para apoyar los reclamos de los nicaragüenses por mayor libertad«, añadió.

El Departamento del Tesoro de EEUU impuso sanciones a la hija de Ortega, Camila Ortega Murillo, quien también es una funcionaria de alto rango del Gobierno, y a otras tres personas acusadas por Washington de socavar la democracia, de abusos a los derechos humanos y de promulgar leyes represivas.

El Tesoro dijo que Camila Ortega administra la estación de televisión Canal 13, un medio de comunicación al que acusa de emitir propaganda.

Los otros sancionados son Leonardo Ovidio Reyes Ramírez, presidente del Banco Central de Nicaragua; Edwin Ramón Castro Rivera, diputado de la Asamblea Nacional; y Julio Modesto Rodríguez Balladares, un general de brigada del ejército de Nicaragua y director ejecutivo del Instituto de Previsión Social Militar.

El Gobierno y el ejército de Nicaragua no respondieron a las solicitudes de comentarios sobre las sanciones.

El miércoles por la noche, la policía rodeó la casa del exdirector de la Cámara de Comercio Americana Nicaragüense, Mario Arana, según un familiar. Además, una aparente orden de arresto circuló en medios locales con sus datos personales, describiendo supuestos «delitos», como «comprometer la paz o la dignidad de la República».

El Gobierno no respondió a una solicitud de comentarios sobre el documento o su autenticidad.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.