EEUU moviliza 8.500 soldados y la OTAN refuerza su presencia en las cercanías de Ucrania

El Kremlin se victimiza y acusa a Occidente de ‘exacerbar’ las tensiones con el despliegue anunciado de nuevas fuerzas en Europa del Este.

Tropas de la OTAN durante un ejercicio militar. KAY NIETFELD GLOBALLOOKPRESS.COM

La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) puso más fuerzas en alerta y enviará más barcos y cazas a Europa del Este, según anunció el lunes, mientras que Irlanda advirtió que las nuevas maniobras rusas cerca de su costa no eran bien recibidas dadas las tensiones en torno a si Rusia pretende atacar Ucrania.

La organización militar que dirige Estados Unidos dijo que reforzaría su presencia «disuasoria» en la zona del Mar Báltico. Dinamarca enviaría una fragata y desplegaría aviones F-16 en Lituania, España hará lo mismo con buques militares y podría despachar cazas a Bulgaria, y Francia estaba lista para enviar tropas a Rumanía, reportó Europa Press.

La OTAN «tomará todas las medidas necesarias para proteger y defender a todos los aliados», dijo el secretario general del grupo, Jens Stoltenberg. «Siempre responderemos a cualquier deterioro de nuestro entorno de seguridad, lo que incluye reforzar nuestra defensa colectiva», dijo.

El anuncio se hizo mientras los ministros de Exteriores de la Unión Europea intentaban ofrecer una muestra de resolución y apoyo a Ucrania, y dejar en un segundo plano las divisiones internas sobre la mejor forma de responder a una agresión rusa.

«Estamos mostrando una unidad sin precedentes sobre la situación en Ucrania, con la fuerte coordinación de Estados Unidos», dijo a periodistas en Bruselas el responsable de política exterior de la UE, Josep Borrell, que presidía la reunión.

Cuando se le preguntó si la UE seguiría el ejemplo estadounidense y ordenaría a las familias del personal de embajadas europeas en Ucrania que se marcharan, Borrell dijo: «No vamos a hacer lo mismo», y expresó su interés en hablar sobre esa decisión con el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken.

Gran Bretaña también anunció que retiraría a algunos diplomáticos y personal asociado de su Embajada en Kiev. La Oficina británica de Exteriores dijo que la medida se había tomado «en respuesta a la creciente amenaza de Rusia».

El vocero del Ministerio ucraniano de Exteriores, Oleg Nikolenko, describió la decisión estadounidense de «paso prematuro» e indicio de «precaución excesiva». Añadió que Rusia estaba sembrando el pánico entre los ucranianos y extranjeros para desestabilizar a Ucrania.

Por su parte, Alemania sigue de cerca la situación, aunque la ministra alemana de Exteriores, Annalena Baerbock, recalcó que «no debemos contribuir a alterar más la situación. Debemos seguir apoyando al Gobierno de Ucrania con mucha claridad y sobre todo mantener la estabilidad del país».

Polémica en España

La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno de España, Isabel Rodríguez, pidió a sus socios de Gobierno que hagan «un esfuerzo» en cuestiones de diplomacia tras la postura de oposición de varias formaciones partidistas sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania, y les ha recordado que los acuerdos con la OTAN y con la Unión Europea se renovaron en el Consejo de Ministros del pasado 21 de diciembre.

«No son momentos para contiendas bélicas, son momentos para el diálogo y apuesta por un mundo que tiene que dar una respuesta globalizada a una situación de crisis como consecuencia de la pandemia», valoró la ministra portavoz, que no respondió acerca de si España va a retirar al personal diplomático de Ucrania.

Las agrupaciones políticas Unidas Podemos, Bildu, Compromís, BNG y Más País, aliadas del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en la coalición que gobierna España, firmaron un manifiesto expresando su «rechazo frontal» al envío de tropas al Mar Negro y Bulgaria.

Respuesta rusa

Entretanto, el Kremlin acusó a la OTAN de «exacerbar» las tensiones con el despliegue anunciado de nuevas fuerzas de la Alianza en Europa del Este, en el punto álgido de la crisis de Ucrania.

El vocero del Gobierno ruso, Dmitry Peskov, dijo que Washington y la OTAN están aumentando las tensiones a través de «anuncios histéricos» y «acciones concretas», y agregó que el riesgo de una ofensiva de las tropas ucranianas contra los separatistas prorrusos en el este del país es «muy alto».

Tensión con Irlanda

A su llegada a la cumbre europea, el ministro irlandés de Exteriores, Simon Coveney, dijo que informaría a sus colegas de que Rusia tenía previsto hacer maniobras militares a 240 kilómetros de la costa suroriental irlandesa, en aguas internacionales pero también dentro de la zona económica exclusiva irlandesa.

«Este no es el momento de aumentar la actividad militar y la tensión en el contexto de lo que está ocurriendo con y en Ucrania», afirmó. «El hecho de que decidan hacerlo en las fronteras occidentales (…) de la UE, cerca de la costa irlandesa, es algo que en nuestra opinión simplemente no sea bien recibido y no deseado ahora mismo, especialmente en las próximas semanas».

Durante la reunión del lunes, a la que asistiría Blinken de forma virtual, los ministros tenían previsto reiterar la condena europea a la movilización de fuerzas rusas cerca de Ucrania, en la que participan unos 100.000 soldados, tanques, artillería y equipamiento pesado, según dijeron diplomáticos y funcionarios antes del encuentro.

Los titulares de Exteriores invitarían de nuevo al diálogo, en concreto a través del «formato de Normandía» con apoyo europeo, que ayudó a rebajar hostilidades en 2015, al año siguiente de que Putin ordenase la anexión de la península ucraniana de Crimea. Los combates en el este de Ucrania han dejado ya más de 14.000 muertes y continúan a día de hoy.

Los ministros advertirían que si Putin vuelve a atacar Ucrania, Moscú afrontaría «enormes consecuencias y graves costos». Esos costos serían de naturaleza financiera y política. La UE insiste en que está dispuesta a imponer duras sanciones a Rusia en cuestión de días tras cualquier ataque.

Durante el fin de semana, algunos de los estados miembros más cercanos a Rusia, como Estonia, Letonia y Lituania, confirmaron que tenían previsto enviar a Ucrania misiles antiaéreos y antitanques de fabricación estadounidense, un movimiento con apoyo de Washington.

EEUU pone a 8.500 militares en estado de alerta

Estados Unidos puso a 8.500 de sus militares en estado de alerta por la situación en Ucrania. El Pentágono los  tiene movilizados y «listos» para desplegarse en el este de Europa, dentro de la OTAN, en caso de que Rusia invada Ucrania.

Así lo señaló el portavoz del Pentágono, John Kirby, en una rueda de prensa, donde apuntó que EEUU quiere estar listo ante los movimientos de Rusia y matizó que de momento esos militares estadounidenses no tienen una misión asignada ni un despliegue, reportó AP.

Estados Unidos está afinando sus planes militares para todos los escenarios por la crisis de Ucrania, dijo el lunes la Casa Blanca, mientras Washington trabaja para reforzar los despliegues en el flanco este de la OTAN.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo a periodistas que Estados Unidos «nunca ha descartado» la opción de brindar ayuda a los países del flanco oriental «antes de cualquier invasión» a Ucrania por parte de Rusia.

El presidente Joe Biden se reunió con su equipo de seguridad nacional en su retiro de Camp David el sábado y fue informado de las opciones para desplegar más tropas en los aliados de la OTAN en Europa del Este, en respuesta a la concentración militar de Rusia en las fronteras con Ucrania, reportó Reuters.

Por otro lado, la Casa Blanca pidió a los estadounidenses en Ucrania que «salgan ya» del país exsoviético y afirmó que no se contempla ningún plan de evacuación como el que hubo en Afganistán.

«Estamos convencidos de que es hora de marcharse», aseguró Psaki en su rueda de prensa diaria.

En la misma conferencia de prensa, Psaki reveló que el Gobierno de Estados Unidos ha abordado durante las últimas semanas con sus aliados europeos el posible despliegue de tropas estadounidenses en el este de Europa.

Biden conversó el lunes por la tarde con la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen; el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg; y varios líderes europeos para coordinar la respuesta ante la concentración de tropas rusas en la frontera con Ucrania.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%