EEUU llama en La Habana al régimen cubano a liberar sin condiciones a todos los presos políticos

El pedido se produjo durante la visita de altos funcionarios del Departamento de Estado a la Isla.

Manifestaciones en La Habana en septiembre último. ALEXANDRE MENEGHINI REUTERS

Estados Unidos expresó su «preocupación» por «la situación de los derechos humanos» en Cuba e «instó al Gobierno a liberar incondicionalmente a todos los presos políticos« durante la reunión celebrada el miércoles entre funcionarios del Departamento de Estado de EEUU y el viceministro de Relaciones Exteriores cubano, Carlos Fernández de Cossío.

De acuerdo con una declaración oficial de la Embajada de EEUU en Cuba, la secretaria de Estado Adjunta para Asuntos Consulares, Rena Bitter, y la directora de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EEUU, Ur Mendoza Jaddou, hicieron esa demanda durante el encuentro con funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX) cubano.

«La visita de la subsecretaria adjunta Bitter también se centró en discutir con funcionarios del país anfitrión la ampliación de los servicios consulares de la Embajada, y nuestro trabajo para aumentar, según las condiciones lo permitan, la dotación de personal diplomático y la tramitación de visados en La Habana», agregó la nota.

Durante ese encuentro, el Gobierno de EEUU anunció que a partir del 4 de enero de 2023 su embajada en Cuba retomará el procesamiento completo de todas las visas de inmigrante, que por el momento había sido restablecido solo de manera parcial.

La sede hizo el anuncio en sus redes sociales compartiendo un tuit del Buró de Asuntos Consulares del Departamento de Estado, que informó de la reunión entre sus representantes y Fernández de Cossío para acordar los detalles de ese mecanismo.

No obstante, la nota sobre el encuentro publicada por el MINREX evitó mencionar los señalamientos de Washington. En cambio, hizo énfasis en sus quejas de que el cierre de las operaciones de la sede consular en 2017, bajo la Administración de Donald Trump, «fue parte de una operación política para revertir avances en los vínculos entre Cuba y Estados Unidos dados durante la Administración de Barack Obama».

Asimismo, señaló que «si bien en los acuerdos migratorios de 1984 Estados Unidos se comprometió a conceder al menos 20.000 visas anuales, en los últimos años solo entregó unas 4.000 cada año».

El MINREX evitó mencionar que en el último año fiscal, entre octubre de 2021 y septiembre último, Washington entregó 23.966 visas a cubanos y por primera vez desde 2017 cumplió con el acuerdo migratorio bilateral.

En cambio, el MINREX subrayó que «en el último lustro, los cubanos estuvieron obligados a ir a terceros países para todos sus trámites, lo que aumenta los costos y sin certeza de una aprobación, y hay quienes apuestan por una migración irregular que pone en peligros las vidas».

En ese párrafo, La Habana silenció que el éxodo se disparó desde que, en noviembre de 2021, Managua decidiera eximir de visado a los cubanos. Desde entonces, usando esa y otras vías, al menos 224.607 cubanos llegaron a la frontera sur de EEUU, según el Departamento de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP), en lo que constituye el mayor volumen de emigrantes de la historia reciente en Cuba.

El creciente flujo de cubanos ya marcó el diálogo bilateral sobre migración de abril pasado en Washington, otro mecanismo reactivado por la Administración de Joe Biden y que Donald Trump había suspendido en 2018.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%