EEUU advierte que no tolerará la detención arbitraria de sus ciudadanos y su uso como ‘moneda de cambio’

  • Categoría de la entrada:Cuba / Estados Unidos
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

El secretario de Estado, Antony Blinken, dice que se trata de hechos ‘graves e intolerables’, en un mensaje que recuerda el caso de Alina López Miyares, condenada en Cuba.

Embajada de EEUU en La Habana. GETTY IMAGES

El Gobierno de EEUU calificó este lunes las detenciones arbitrarias de ciudadanos, y su utilización para «ganar influencia en las relaciones entre estados», como hechos «graves e intolerables». El abogado Jason Poblete consideró esta declaración como un «poderoso mensaje» al régimen de Cuba sobre el caso de la cubanoamericana Alina López Miyares, condenada por un Tribunal Militar por espionaje.

En un comunicado, el secretario de Estado, Antony J. Blinken, advirtió que «la detención arbitraria en las relaciones entre estados es un problema grave».

«Esto ocurre cuando alguien que viaja o vive en el extranjero, por ejemplo, un empresario, un turista o alguien que visita a un familiar, es detenido por el Gobierno y acusado falsamente o condenado por el país al que corresponde su pasaporte. Luego, se utilizan para ganar influencia en las relaciones entre estados. Se convierten en una moneda de cambio: un peón humano», dijo Blinken, quien asumió el cargo con la nueva Administración de Joe Biden, en sustitución de Mike Pompeo.

Para Blinken, «es completamente inaceptable, y ya está prohibido por las convenciones internacionales de derechos humanos«.

«Pero algunos países todavía lo hacen y nosotros, como comunidad global, tenemos que oponernos a ello», apuntó el Secretario, que no mencionó directamente a gobiernos.

En opinión de Blinken, este tipo de detención atenta contra de los derechos humanos y representa una amenaza para cualquiera que viaje, trabaje o viva en el extranjero, y también para sus familias.

«Es hora de enviar un mensaje claro a todo gobierno que detenga arbitrariamente a ciudadanos extranjeros y trate de utilizarlos como palanca de cambio: esto no será tolerado por la comunidad internacional«, afirmó.

«Insto a más países a que se unan a nosotros para dejar en claro que la detención arbitraria no tiene ningún lugar en las relaciones entre Estados. Los seres humanos no son moneda de cambio. Se trata de una cuestión de derechos humanos y de estado de derecho. Defenderemos a ambos, juntos», concluyó.

Para Jason Poblete, el comunicado de Bliken es un «poderoso mensaje a secuestradores» como el régimen de Cuba.

Poblete sigue el caso de Alina López Miyares en Washington. «Lleva casi cuatro años encarcelada ilegalmente en Cuba», lamentó y calculó que «quizás 19 estadounidenses más» se encuentran en situación similar.

En un audio al que tuvo acceso DIARIO DE CUBA, López Miyares clamó desde el centro de reclusión Ceiba-4, en Caimito, Artemisa, por la ayuda del presidente Joe Biden y del Congreso de EEUU para poder salir en libertad.

«Tengo una dolencia renal crónica y no estoy recibiendo una alimentación adecuada… mi situación empeora y pronto tendré que necesitar diálisis. Necesito ayuda. Yo soy inocente», dijo.

Poblete dijo a DIARIO DE CUBA que la salud de López Miyares, de 62 años, «ha empeorado desde que está en prisión y solo tiene a su madre en Miami que tiene 93 años, a quien, por su edad y las limitaciones generadas por la pandemia de Covid-19, le resulta imposible visitarla y ayudarla en estos momentos».

López Miyares fue procesada y condenada a 13 años de cárcel por presuntamente servir de enlace entre su esposo Félix Milanés Fajardo y el Buró Federal de Investigaciones (FBI). Milanés facilitó al FBI algunas iniciales de antiguos miembros de la Inteligencia cubana que habían trabajado junto a él a principios de la década del 90 en la misión diplomática cubana de las Naciones Unidas en Nueva York.

Sobre ese particular Poblete declaró a esta publicación que «la supuesta transferencia de información al FBI por parte de López Miyares nunca ha sido comprobada».

«Considero que ni pasó, es un tema muy opaco y particularmente sensible para las autoridades cubanas. Ella no es ni fue una espía», añadió.

Tomado De DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.