EEUU advierte a Rusia que no le permitirá llevar la crisis de Ucrania a América Latina

‘Solo subrayaré que, como hemisferio, no aceptamos provocaciones’, dice Brian Nichols, jefe del Departamento de Estado para Latinoamérica.

Un buque militar ruso en la Bahía de La Habana. AFP

Estados Unidos advirtió el jueves que trabajará para «prevenir» cualquier acción por parte de Rusia que suponga «desestabilizar» o «llevar el conflicto» de Ucrania a Latinoamérica, al remarcar que no aceptará «provocaciones», tras las insinuaciones de un alto cargo ruso de un posible despliegue militar en la región.

En una comparecencia ante el comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, Brian Nichols, el jefe del Departamento de Estado para Latinoamérica, señaló que no va a responder a cada «fanfarronada» de Rusia.

«Déjenme dejar claro que los esfuerzos para desestabilizar nuestro hemisferio o llevar el conflicto de Ucrania al Hemisferio Occidental son inaceptables. Y trabajaremos con nuestros socios en el hemisferio para prevenir eso», remarcó, citado por EFE.

Nichols fue interrogado acerca de las declaraciones de enero del viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, quien apuntó que entre las posibles respuestas de Moscú a las advertencias de Estados Unidos sobre la crisis en Ucrania no descartaba el despliegue de infraestructura militar en Cuba y Venezuela.

El funcionario estadounidense remarcó que Rusia ya «había posicionado elementos militares en el pasado» en esos países.

«Solo subrayaré que, como hemisferio, no aceptamos provocaciones», afirmó Nichols.

La tensión entre Rusia y Occidente se ha disparado en el último mes por la concentración de más de 100.000 soldados rusos en la frontera con Ucrania. Moscú ha repetido en varias ocasiones que no quiere una guerra con Kiev y que no amenaza a Ucrania, mientras que EEUU y la OTAN han respondido reforzando sus posiciones en el este de Europa. 

Asimismo, el propio presidente Vladimir Putin conversó telefónicamente con Miguel Díaz-Canel, Nicolás Maduro y Daniel Ortega, con cuyos gobiernos tiene colaboración militar, y luego el Kremlin anunció que reforzará su cooperación estratégica con La Habana, Caracas y Managua, sus aliados más estrechos en la región.

Después que EEUU y la OTAN expresaran su preocupación por las declaraciones de Moscú, el ex presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, advirtió que no es correcto hablar de la posibilidad de emplazar bases militares rusas en Cuba y Venezuela porque ese tipo de declaraciones provocan grandes tensiones.

«Considero que no es muy correcto hablar de este tema, porque como regla ello provoca una tensión muy significativa, como mínimo en el ámbito económico», dijo Medvédev, actual vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia.

«Efectivamente, tenemos determinados acuerdos con algunos Estados sobre la presencia allí de nuestras tropas, como en Siria y otros países», comentó, para añadir que «Cuba y Venezuela son países próximos a Rusia que tienen una política exterior independiente».

En este sentido, destacó que Cuba y Venezuela «intentan superar su aislamiento y, en cierta medida, restablecer relaciones normales con Estados Unidos».

Por eso, agregó, «no se puede hablar de instalar una base como en el periodo soviético, cuando con toda una serie de países tenían una infraestructura militar unida, basada en una misma ideología».

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%