Actualidad, acontecimientos y lucha continua por una Cuba Libre
RegistrateInicia Sección

El anuncio estuvo acompañado de 76 sanciones contra personas sauditas que presuntamente estuvieron acosando a disidentes y con el asesinato del periodista Jamal Khashoggi

El país norteamericano le negará la visa a los represores de distintos países extranjeros /Composición de Cubanos por el Mundo

El Departamento de Estado de los Estados Unidos anunció este viernes la “Prohibición de Khashoggi”, la cual es una nueva política en la que se le niega la visa a los represores de disidentes en países extranjeros.

“El asesinato del periodista y residente permanente legal de Estados Unidos, Jamal Khashoggi, conmocionó al mundo. A partir de hoy, tendremos una nueva política global que llevará su nombre para imponer restricciones de visado a quienes se involucren en ataques extraterritoriales contra periodistas o activistas”, escribió en su cuenta de Twitter el secretario de Estado Antony Blinken.

En tal sentido, el Departamento de Estado tendrá el poder de negar la visa a los represores o personas que de algún modo se involucraron en “actividades extraterritoriales serias contra la disidencia” que ejercen la represión acosando, vigilando, amenazando o dañando a “periodistas, activistas u otras personas percibidas como disidentes por su trabajo, o que se involucren en tales actividades con respecto a las familias u otros asociados cercanos de dichas personas”. 

Es de resaltar que no solo quienes repriman serán sancionados, sino que también el entorno familiar podría estar sujeto a las restricción de la visa apegados a la nueva política de prohibición.

El anuncio estuvo acompañado de 76 sanciones contra personas sauditas que presuntamente estuvieron acosando a disidentes y con el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, por el que se le dio el nombre a la política sancionatoria.

“Como una cuestión de seguridad para todos dentro de nuestras fronteras, no se debe permitir que los perpetradores que apuntan a los disidentes percibidos en nombre de cualquier gobierno extranjero lleguen a suelo estadounidense”,

indica el comunicado.

Aunque durante el anuncio no se hizo mención sobre funcionarios del régimen cubano, esta política también aplicaría para la cúpula castrista, ya que son de los mayores represores contra aquellos que tienen un pensamiento adverso al castrocomunismo y son violadores de los derechos humanos.

La política ha sido considerada como “un duro golpe” en contra del sistema represivo en la isla y esta podría favorecer a los activistas y opositores.

Tomado De Cubanosporelmundo

Share This
A %d blogueros les gusta esto: