EE.UU. advierte que Rusia utilizará a Cuba para exportar la crisis ucraniana a las Américas

Imagen de archivo (Estudios Revolución)

El Departamento de Estado de EE.UU. advirtió este jueves que Rusia amenaza con exportar a América Latina el conflicto en Ucrania, a través de la cooperación militar con aliados de la región como Cuba, Venezuela y Nicaragua.

“El compromiso con la democracia del Hemisferio nunca ha parecido tan urgente, mientras Rusia pisotea la democracia de Ucrania y amenaza con exportar la crisis ucraniana a las Américas, ampliando su cooperación militar con Cuba, Nicaragua y Venezuela”, dijo Kerri Hannan, funcionaria del Departamento de Estado.

“Nuestros aliados y aliados han visto el marcado contraste entre nuestra posición sobre la invasión rusa y la posición de la RPC (República Popular de China), cuyos diplomáticos han elevado la propaganda del Kremlin y han buscado proteger a Rusia de condenas en organismos internacionales”, señaló durante una audiencia del Comité de Asuntos Exteriores del Senado.

Por su parte, el senador cubanoamericano Marco Rubio llamó la atención sobre Beijing. “Rusia es un problema agudo y es un reto actual. Pero es un problema de cinco o diez años. China es un problema de 100 años, tanto en la región como a nivel internacional”, aseguró.

Laura Richardson, jefa del Comando Sur de EEUU, consideró a Rusia como la amenaza “más inmediata” al aumentar “su involucramiento en la región”, recordando que en enero el vicecanciller ruso dijo que no podía afirmar ni negar que Rusia enviaría efectivos militares a Cuba y Venezuela.

“Llevo casi cinco meses al mando y lo que más me ha impresionado ha sido la medida en que China y Rusia están ampliando agresivamente su influencia en nuestro vecindario”, dijo la generala de cuatro estrellas, quien hizo historia en octubre pasado al convertirse en la primera mujer jefa del Comando Sur EEUU.

Cuba, Venezuela y Nicaragua han adoptado posturas más o menos neutrales en cuanto a la invasión de Ucrania ordenada por el gobierno de Vladimir Putin, evitando la condena internacional a las acciones del Kremlin, un estrecho aliado de esos tres países. En Cambio, La Habana ha condenado a EE.UU. y la OTAN por supuestamente atizar el conflicto en Europa del Este.

A principios de marzo, recién iniciados los ataques a Ucrania, el gobierno cubano se abstuvo de votar cuando la Asamblea General de la ONU presentó una resolución de condena a la invasión rusa, que acabó ratificada por 141 de los 193 países miembro de Naciones Unidas.

Los votos fueron contados en una sesión extraordinaria de emergencia. Además de rechazar la agresión de Rusia contra Ucrania, la resolución pedía a Moscú que pusiera fin al conflicto y retirara inmediatamente y sin condiciones sus tropas del país vecino. Solo hubo cinco naciones que votaron en contra: Rusia, Bielorrusia, Siria, Corea del Norte y Eritrea. De Latinoamérica también se abstuvieron Nicaragua, Bolivia y El Salvador.

Con anterioridad, los regímenes de La Habana y Caracas habían votado en contra de realizar un debate urgente sobre la guerra en Ucrania, en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Estados Unidos anunció recientemente nuevas sanciones contra Rusia, esta vez encaminadas al sector tecnológico, incluyendo al mayor fabricante ruso de semiconductores.

TOMADO DE CUBITANOW

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%