Omara Ruiz Urquiola y Anamely Ramos González

Las opositoras cubanas Anamely Ramos González y Omara Ruiz Urquiola solicitaron al Cardenal de La Habana, monseñor Juan de la Caridad, su intervención ante la injusta encarcelación del rapero Denis Solís y el hostigamiento que sufren varios miembros del Movimiento San Isidro (MSI), quienes se declararon en huelga de hambre para exigir la liberación del cantante.

Anamely, curadora de arte, y Omara, licenciada en diseño industrial, se encuentran en la sede del MSI en La Habana Vieja, donde junto a sus compañeros han sufrido el acoso de los agentes del régimen.

Como ambas se definen como cristianas, pidieron la mediación de la Iglesia católica en “una crisis que ni está creada por nosotros, ni es nueva; nace de décadas de coacción y violencia”.

Las firmantes explicaron que el artista urbano Daniel Solís fue detenido y condenado a ocho meses de prisión por un supuesto delito desacato, y recordaron cuando el hermano de Omara, el biólogo Ariel Díaz Urquiola, estuvo preso por motivos políticos en Pinar del Río y el entonces Arzobispo de su diócesis fue a visitarlo a la cárcel.

“Le pedimos, con toda la humildad y también la fuerza de los que pelean causas justas, que asista humanitariamente a Denis en la prisión de Valle Grande, que le hable, y luego nos cuente sus impresiones. Lo sabemos firme, pero consciente de la injusticia”, abogaron.

“Ahora hay siete cubanos dispuestos a morir por otro en el que se encarnó el abuso que ya es norma, y no excepción. Denis nos representa, aunque aquí hay mujeres, blancos, negros, un musulmán, un evangélico, un científico, una ex/bailarina, un rapero; en fin, el grupo es tan heterogéneo como una isla que se pobló con lo que traía la marea”, detallaron.

“Si pudiera visitarnos será bienvenido, su sola presencia es intercesión y quizás quienes detentan el poder entiendan que somos la expresión del cansancio extremo de un pueblo noble pero digno, que se alza desde la vergüenza que el Padre Varela vio en los jóvenes de otro tiempo, esos que eran ‘la dulce esperanza de la patria’”, añadieron.

“La asistencia religiosa es para nosotras, la mediación humanitaria es para Denis y los que corren riesgo de muerte. Rogándole nos dé su bendición, su Eminencia”, concluyó el texto.

En un video grabado por la reportera de CiberCuba Ileana Hernández, quien también está en huelga de hambre, Omara explicó que ella y Anamely escribieron la carta al Cardenal y que no obtuvieron respuesta.

Las dos activistas decidieron hacer público el documento ante el acoso que están sufriendo por parte de las fuerzas represivas, cuya última acción fue ataque con botellas al líder del Movimiento, Luis Manuel Otero Alcántara, quien sufrió un peligroso corte en la cara.

“Yo les pido ahora porque no tenemos ni siquiera teléfono, nos inhabilitaron la comunicación, yo no puedo llamar a nadie en Cuba ni a nadie en el extranjero, no sabemos hasta cuando vamos a poder transmitir”, dijo Omara a través de la página de Facebook de CiberCuba.

“Es importante que esa carta que dirigimos al Cardenal, a Su Eminencia, el Cardenal de Cuba (SIC), es importante que esa carta que hicimos publica anoche en la desesperación por la violencia de la dictadura cubana hacia nosotros, se replique, que se proyecte, para obtener una respuesta, una mediación, una intervención humanitaria del Cardenal de Cuba y de la Iglesia Católica cubana”, demandó.

“Como católica pido encarecidamente al Cardenal que haga presencia, para que su presencia logre frenar la embestida violeta de la dictadura contra los que estamos aquí”, reclamó.

El pasado 9 de noviembre, el artista urbano contestatario Denis Solís González fue detenido como represalia por sus ideas políticas y al día siguiente un tribunal de La Habana fue sentenciado a ocho meses de prisión por un supuesto delito de desacato.

Sus compañeros del Movimiento San Isidro organizaron una peregrinación con lectura de poemas en La Habana Vieja, pero fueron sitiados en la sede de la organización por agentes de la Seguridad del Estado. Como respuesta, decidieron acuartelarse hasta que las autoridades liberen al rapero.

El pasado miércoles 18, nueve de los 15 activistas que se encontraban en el lugar entraron en huelga de hambre luego de que la Policía, para forzarlos a desistir, le decomisara los alimentos y el dinero a una vecina que les llevaba comida.

Otero Alcántara y el rapero Maykel Osorbo llevan más de 80 horas en huelga de hambre y sed, e Iliana Hernández, Oscar Casanella y Osmani Pardo continúan en huelga de hambre.

Por su parte, el periodista Esteban Rodríguez decidió empezar a tomar agua por presentar problemas de tensión arterial.

También Adrián Rubio Santos abandonó este sábado tras sufrir un fuerte dolor en el hígado, así como los artistas Humberto Mena, conocido como Joker, y Yasser Castellanos, que pusieron fin a la huelga el viernes.

Yasser y Adrián se mantienen apoyando dentro de la sede y Joker, que tuvo que salir por motivos personales, ha sido detenido dos veces desde entonces.

El Movimiento San Isidro convocó a todos los cubanos a manifestarse este domingo en los parques centrales de cada provincia a las 3:00 de la tarde, para exigir la libertad de Solís y el fin de la dictadura en el país.

Tomado De CIBERCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.