Dos juristas cubanos: los últimos casos de exilios forzados por amenazas de la Seguridad del Estado

Se trata de los juristas cubanos Julio Antonio Fernández Estrada y Fernando Almeyda.

Los juristas Julio Antonio Fernández Estrada y Fernando Almeyda. FACEBOOK

Este lunes se conoció que los juristas cubanos Julio Antonio Fernández Estrada y Fernando Almeyda abandonaron la Isla tras ser amenazados durante meses por la policía política del país.

«Mi hermano Julio Antonio Fernández Estrada fue acosado por la Seguridad del Estado hasta sus últimos momentos aquí. La parte de su familia que queda de este lado tendremos que lidiar con la distancia entre nosotros, pero el alivio que sentimos es innegable», denunció Juliette Isabel Fernández Estrada.

«Alivio porque se termina el acoso, felicidad de que él tenga paz, esperanza porque pueda desplegar todo lo que aquí no podía. Detrás de cada víctima de la represión en Cuba hay familias que han sido despojadas del equilibrio, la paz, la seguridad y el bienestar. Pero familias fieles a los nuestros. Familias a las que la dictadura nunca más nos podrá engañar», añadió.

Fernández Estrada, hijo del destacado jurista cubano Julio Fernández Bulté, fue expulsado de la Universidad de La Habana en el año 2016 por sus textos publicados en la prensa independiente.

Su salida del país generó una ola de solidaridad en las redes sociales. El cineasta Juan “Pin” Vilar escribió: «Julio Fernández Estrada no se fue. Lo botaron. Lo acosaron y persiguieron hasta que no le quedó más remedio que salir a respirar».

«Hoy se fue de Cuba, donde no lo dejaban trabajar desde hace años, un gran amigo, una de las mejores personas que conozco y un intelectual que sacrificó su carrera por su civismo. Suerte donde quiera que vayas querido Julio Antonio Fernández Estrada. Cuba no te pierde porque siempre estará en tu pensamiento y en tu corazón», escribió la historiadora Alina Bárbara López Hernández.

El otro jurista cubano expulsado mediante amenazas por el régimen fue Fernando Almeyda, excoordinador de la plataforma Archipiélago, quien se exilió en Serbia.

«Muchos amigos me ayudaron a recoger el dinero necesario para salir por Serbia, no tenía suficiente para hacerlo por Nicaragua. Serbia estaba libre de visado y había renovado mi pasaporte, así que no había sido regulado (término que hace alusión a aquellos que tienen prohibido salir del país) todavía. Está era mi única oportunidad. Si esperaba un poco más, tendría que quedarme en Cuba», dijo Alemyda al diario español ABC.

«Yo tenía mucho miedo, un miedo atroz, en incluso intenté buscar una forma de huir y solicitar asilo, pero siempre después del 15N, nunca antes. Pero al ver los resultados del 15N, al ver las condenas, verlo todo, dilaté las gestiones para mi salida. Hasta el 20 de diciembre de 2021 estuve, desde el 11J, 125 días en la clandestinidad. Y hasta el momento de mi salida nadie sabía dónde estaba viviendo», añadió.

Activistas como Daniel Triana lamentaron la salida de ambos juristas e intelectuales cubanos: «Lo mejor de esta Isla se va. Poca opción les dejan. El totalitarismo los expulsa de sus empleos, los difama, los persigue y amenaza desde todos los frentes».

En los últimos meses el régimen ha forzado al exilio a una buena parte sus críticos, como es el caso de Carolina Barrero, Hamlet Lavastida, Héctor Luis Valdés, Esteban Rodríguez, Katherine Bisquet, entre otros.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%