Dos hermanos migrantes en el desamparo recibieron ayuda de la comunidad cubana en Miami

Los hermanos procedentes de la Isla desde hace varios días vivían en la vía pública

La comunidad cubana en Miami se movilizó de inmediato para ayudar a dos hermanos migrantes procedentes de la Isla, que estaban viviendo bajo el desamparo en las calles de esta ciudad al sur de Florida.

Momentos después de que Telemundo 51 presentó el caso de los hermanos Laura y Maikel Marante, unas cien personas de origen cubano ofrecieron el apoyo necesario a estos inmigrantes que ese momento “vivían” en el estacionamiento de un Walmart.

“Nos movimos como muchas familias, no pensamos que iban a ver tantas personas en el lugar donde estaban los desamparados”, manifestó Gerardo Gorrín al medio estadounidense.

Tras abandonar Cuba, los hermanos comenzaron un largo viaje a través de diferentes países, entre ellos, Brasil, Argentina, Bolivia y Colombia; al internarse en la selva del Darién se perdieron durante 20 días y por suerte encontraron un campamento militar abandonado donde había sembrada yuca para comer.

Los hermanos cubanos Laura y Maikel Marante, junto con su perrita, vivieron en las calles de Miami tras ingresar a territorio estadounidense. (Foto: Captura de Telemundo 51)

Los hermanos continuaron su viaje por Centroamérica para luego ingresar a México y el 8 de enero cruzaron el Río Grande para entrar a Estados Unidos. Durante toda esta travesía estuvieron acompañados de una perrita que ha sido su mascota desde hace tres años.

“Y nos fuimos arriesgándonos a todas, la puse a nadar a ella con una cámara de caucho de carro abajo de los brazos y yo me tiré a nadar con la perrita”, relató Maikel.

Tras ingresar a Estados Unidos, estuvieron unas horas detenidos en el centro de inmigración de McAllen, en Texas, donde fueron liberados con unos grilletes en los pies y el formulario I220A, el cual sirve para solicitar información detalla acerca del estatus migratorio, ciudadanía y patrocinio de una persona.

Los hermanos solicitaron ayuda al Departamento Children and Family, pero tenían que esperar varias semanas para recibir una respuesta. Al visitar algunas iglesias, un cura les pagó dos noches en un motel.

El abogado de inmigración Miguel Inda Romero comentó a Telemundo 51 que lo más importante, por ahora, es estabilizar la situación migratoria de los hermanos y a partir de ello encontrarles trabajo.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%