Dos cubanos que intentaron llegar a EE.UU. y fueron reubicados en Australia cuentan su historia

Brea y Morera se conocieron en la base de Guantánamo, donde estuvieron un año y luego, enviados juntos a Canadá.

Dos balseros cubanos fueron a Australia como refugiados. Foto: Composición CPEM.

Dos cubanos que intentaron emigrar ilegalmente a Estados Unidos fueron interceptados por embarcaciones estadounidenses y llevados a Guantánamo. Lo que jamás imaginaron es que serían reubicados en Australia.

Ridel brea salió en el 2016 desde Cojímar, Cuba hacia Miami, Estados Unidos en una balsa. Sin embargo, su embarcación se rompió en alta mar y estuvo día y medio en el agua hasta que un avión de guardacostas lo vio y alertó a los barcos.

“Estuvimos un día y medio en el agua hasta que el avión del guardacostas nos vio y alertó a los barcos… uno de los mejores momentos que he sentido, sabía que iba a ser rescatado”, dijo.

Luego, permaneció seis días en la embarcación de la Guardia Costera hasta que lo llevaron a la Base Naval de Guantánamo. En las instalaciones militares, pudo acercarse a la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), que lo ayudó con los procesos para recibir refugio en diferentes países como Costa Rica, Canadá, Eslovaquia y Australia.

“Se nos permitía trabajar. Nos ofrecían clases de inglés, tenían una amplia biblioteca con libros, películas y videojuegos. Allá en Guantánamo me enseñaron el inglés americano, pero cuando llegamos acá a Australia eso fue un choque terrible porque el inglés que se habla acá es super diferente”, señaló.

Mientras tanto, Richard Morera fue el único de un grupo de nueve balseros que no fue devuelto a Cuba. Él y Ridel lograron probar ante los oficiales estadounidenses el miedo creíble. Ambos lograron que sus casos de asilo fueran procesados.

No es normal, pero “si se prueba que una persona hallada en el mar sufre miedo creíble mediante una entrevista oficial, se supone que esa persona es procesada y puede calificar para un estatus de asilado o refugiado”, dijo Juan Carlos Gómez, director de la Clínica de Inmigración y Derechos Humanos de la Universidad Internacional de Florida.

“Sin embargo, no todos consiguen demostrarlo. Y personas en situaciones similares han sido tratadas de forma distinta. Es lo triste de la ley, depende de quién la interpreta y quién la hace cumplir”, indicó Gómez.

Richard Morera y Ridel Brea pasaron alrededor de un año en Guantánamo hasta que sus casos fueron procesados y le notificaron en 2016 que habían sido admitidos en Australia como refugiados.

Brea y Morera se conocieron en la base de Guantánamo, donde estuvieron un año y medio en proceso para que fueran reubicados en Australia.

TOMADO DE CUBANOSPORELMUNDO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%