Actualidad, acontecimientos y lucha continua por una Cuba Libre
RegistrateInicia Sección
Yotuel (a la izquierda) canta ‘Patria y vida’; mientras que Dayana Divo está en la canción ‘Patria o muerte por la vida’. © Capturas de YouTube

‘Patria y vida’. ‘Patria o Muerte’. Estas dos frases son las que representan los choques artísticos más recientes en Cuba que, más que ser dos canciones, se convirtieron en las banderas de quienes critican y quienes apoyan al Gobierno cubano.

La disputa comenzó el 16 de febrero, cuando el cantante cubano Yotuel, del grupo Orishas, publicó un video titulado ‘Patria y vida’. Junto a él, cantan el dúo Gente de Zona, el músico Descemer Bueno y los raperos Maykel ‘El Osorbo’ Castillo y El Funky -quienes hacen parte del movimiento cubano disidente de San Isidro-.

Los seis afrocubanos cantaron contra el Gobierno de la isla, al que culpan de la crisis económica, la falta de comida y la presión contra quienes piensan diferente. Aunque no canta, también aparece el artista visual Luis Manuel Otero, coordinador del Movimiento San Isidro, conformado en 2018 para promover la libertad de expresión en la isla.

Desde el mismo nombre de la canción, los artistas se oponen de manera directa a la conocida frase que acuñó Fidel Castro en marzo de 1960, luego de que el vapor francés La Coubre explotara en la bahía de La Habana intentando llevar armas y municiones contra la revolución cubana.

“No tendríamos otra disyuntiva que aquella con que iniciamos la lucha revolucionaria: la de la libertad o la muerte. Solo que ahora libertad quiere decir algo más todavía: libertad quiere decir patria. Y la disyuntiva nuestra sería ¡patria o muerte!”, dijo Castro. Su frase se convirtió en un símbolo de los gobiernos de izquierda de América Latina.

Ahora los artistas cubanos hacen un llamado en su canción para cambiar esas palabras. “No más mentiras. Mi pueblo pide libertad, no más doctrinas. Ya no gritemos patria o muerte sino patria y vida”, dice la letra.

Yotuel le explicó a EFE que esto se debe a que la composición reivindica el derecho a vivir. “Y si al Gobierno de nuestro país no le parece bien es porque se están violando todos esos derechos fundamentales (…) Intentan humillar nuestra imagen, difamando noticias y dichos falsos para que el pueblo les crea y que nos culpe a nosotros de criminales”, denunció.

Otra parte de la canción asegura: “Ya ustedes están sobrando, ya no les queda nada, ya se van bajando. El pueblo se cansó de estar aguantando. Un nuevo amanecer estamos esperando”; y dice que “ya se acabó” el periodo de “62 años haciendo daño”, aludiendo al tiempo que ha transcurrido desde la revolución liderada por Fidel Castro.

El Gobierno de Cuba respondió a la canción con tweets, himnos y mensajes en los medios públicos

Todas estas consignas despertaron fuertes críticas desde funcionarios del Gobierno cubano hasta medios estatales. Horas después de que se publicó la canción, el presidente Miguel Díaz-Canel publicó tres mensajes en su cuenta de Twitter. El primero fue para reivindicar a Silvio Rodríguez, el cantautor de música protesta.

Otro mensaje fue para compartir un artículo del diario oficial ‘Granma‘ en el que se tildaba a la canción de “contrarrevolución desgastada” y “burda injerencia política”. Y el último tweet fue para aplaudir el himno que algunos cubanos cantaron rememorando las palabras de Fidel Castro.

Pero eso fue tan solo el comienzo de las acciones y las reacciones que giraron en torno a la canción de Yotuel. Diez días después de que ‘Patria y Vida’ fuera publicada, este cantante ya se había reunido con partidos del Congreso de España y con miembros del Parlamento Europeo para defender su canción. “Hay una represión dura contra el arte cubano y su pueblo, nos quieren sumisos y callados”, dijo el artista a la agencia EFE.

Su voz fue respaldada por Dita Charanzová, la vicepresidenta del Parlamento Europeo a cargo de América Latina; y por Leopoldo López Gil, diputado del parlamento europeo y padre del homónimo opositor venezolano. Fueron ellos dos quienes sirvieron como anfitriones de Yotuel en la instancia internacional.

Mientras tanto, en Cuba, otros cinco artistas preparaban una respuesta al furor que estaba despertando la canción de Yotuel. Fue así como los cantantes Raúl Torres, Annie Garcés, Dayana Divo, Karla Monier y Yisi Calibre publicaron el 2 de marzo su video ‘Patria o muerte por la vida’. Los medios estatales replicaron la canción.

En el video, critican sin mencionar a los artistas de la primera canción diciendo que “rentabiliza lamer la arrogancia del imperio”, en alusión a Estados Unidos y al hecho de que cuatro de los seis afrocubanos viven en Miami. “Rentabiliza cantar que estás contra la pobreza si en terciopelo y satín se revuelca tu vileza”, dice la letra.

Además, a la frase de 62 años de daño, le responde que “a la revolución le quedan 62.000 milenios”. El estribillo de ‘Patria o muerte por la vida’ es precisamente la frase de Castro repetida una y otra vez, combinada con otras palabras, incluyendo las de “viviremos y venceremos” que pronunció el expresidente venezolano Hugo Chávez en 2011 en vez de su tradicional “patria, socialismo o muerte”.

Pero, la canción ‘Patria o muerte viviremos’ no ha alcanzado todavía la popularidad de ‘Patria y vida’. En los dos días que aquella lleva al aire, suma más de 600.000 vistas en YouTube; mientras que la del cantante de Orishas superó el millón de reproducciones en tres días y ahora se acerca a los tres millones. Además, la segunda canción tiene más rechazo en la plataforma, con más de 62.000 votos por el ‘no me gusta’.

Más allá de la rivalidad que hay entre las dos canciones, sus letras son tan solo la punta del iceberg de la división que existe en Cuba frente a las expresiones artísticas, una diferencia que estalló en 2018.

El Movimiento San Isidro en medio de la expansión del Wi-Fi en Cuba

La participación del Movimiento San Isidro en la canción ‘Patria y Vida’ no es gratuita, pues de hecho es el punto de origen más reciente de las voces disidentes del Gobierno cubano dentro de la misma isla.

Hace dos años, diferentes artistas formaron ese colectivo para protestar por las restricciones a la libertad de expresión en la isla, específicamente las que creaba el Decreto 349, promulgado en diciembre de 2018.

La normativa obliga a que todos los artistas se inscriban ante el Estado y le da potestad a las instituciones culturales gubernamentales para evaluar su trabajo. El arte que no quede registrado oficialmente pasa a ser ilegal. Esto le da “al Gobierno el poder de poner artistas en una ‘lista negra’ y destruir unilateralmente su capacidad de producir arte legalmente”, denuncia la investigación de Artists at Risk Connection (ARC) y Cubalex.

La inconformidad de artistas visuales, cantantes, universitarios y periodistas cubanos fue aumentando hasta forjar el Movimiento San Isidro, coordinado por Luis Manuel Otero. Varios de los integrantes del equipo han sido encarcelados en múltiples ocasiones -incluyendo el mismo Otero- y han sido acusados por cargos como usar de forma denigrante la bandera de Cuba o atentar contra la autoridad.

Los raperos Maykel ‘El Osorbo’ y El Funky que participan en la canción hicieron parte de la protesta que lideró el colectivo frente al Ministerio de Cultura en noviembre pasado, denunciando la represión contra los artistas. Y las imágenes de esa manifestación, que duró dos días, también están incluidas en el video de Yotuel.

Decenas de artistas e intelectuales cubanos se manifiestan frente a la sede del Ministerio de Cultura, para exigir el fin de la represión y la censura. En La Habana, Cuba, el 27 de noviembre de 2020. © ©A FP/Yamil Lage

Es por esto que la canción de Yotuel se inscribe en la ola de artistas que rechazan al Gobierno cubano. Pero también está inmersa en la expansión del Wi-Fi en Cuba desde hace un par de años. Que cada vez más habitantes de la isla accedan al Internet móvil ha revitalizado la escena artística alternativa, según ARC y Cubalex.

Y eso se evidencia con ambas canciones. Pues más que ser una confrontación de estribillos, sus letras se convirtieron en un símbolo político que los cubanos comparten desde sus redes sociales. Ahora en la isla, se puede distinguir la posición de los habitantes por los hashtags y los marcos que usan en Facebook y que rezan: ‘Patria y vida’; o ‘Patria o muerte’.

Con AFP, EFE, Reuters y medios locales

Tomado de France24

Share This
A %d blogueros les gusta esto: