Café cubano mezclado, marca Hola

El director general de la Empresa Cuba-Café, Antonio Alemán Blanco, aseguró este viernes que el aislamiento social provocado por la pandemia del coronavirus “ha conllevado a que los cubanos tomen más café y esto ha disparado la demanda”.

Entrevistado por el medio oficialista Cubadebate sobre las causas de la escasez generalizada del grano, el directivo culpó a la pandemia, luego al “bloqueo norteamericano” y por último al decrecimiento de la actividad industrial por la falta de una bebida fundamental en los hábitos cotidianos de los cubanos.

“La realidad nos dice que hoy, aunque nos esforzamos en suplir las expectativas del mercado, no hay presencia de la bebida en las tiendas”, reconoció Blanco, antes de prometer mejoras en el abasto normado para fin de año.

Sin embargo, el directivo fue tajante al afirmar que en las actuales condiciones del país no se puede incrementar la oferta. “Lo explico sencillamente: no estamos en condiciones de satisfacer la demanda actual”, aseguró.

“Si comparamos este año con igual etapa precedente, tenemos un decrecimiento de la actividad en el orden del 10%; lo cual equivale, en términos de producción de café, a varias toneladas”, dijo el funcionario.

“La Empresa Cuba-Café no ha dejado de producir en ningún momento y segundo, la prioridad es la canasta familiar normada. Incluso empleamos materias primas diferentes para producir el café de la bodega y el café que comercializamos a través de la red de  tiendas. A esto súmale también afectaciones con el envase y el resultado son grandes tensiones que han provocado el desplazamiento en los niveles de entrega”, abundó.

“Te he hablado con mucha claridad, y sin rodeos, aun cuando realizamos un esfuerzo titánico, todavía no va a ser posible lograr el nivel de inventario que se necesita en las tiendas para que el pueblo pueda comprar el producto sin dificultad”, concluyó Alemán Blanco, antes de pedirle “confianza” a los lectores de la entrevista.

El directivo insistió en la misma idea divulgada hace unos días: que la empresa de torrefacción y comercialización Cuba Café tiene garantizada la cuota del grano para la canasta familiar de lo que queda de año.

Seis meses después de que un funcionario del Ministerio de la Agricultura dijera que el país no era capaz de producir las 24 mil toneladas de café que demanda el consumo interno, directivos del sector afirmaron a la televisión estatal que no existen problemas con el abastecimiento del grano.

Medios independientes se han quejado en las últimas semanas de la falta de café en la isla, que tampoco se encuentra en las tiendas en dólares, donde los cubanos solían comprarlo a precios altísimos. Un paquete del grano molido de la marca Cubita cuesta en Cuba 14 USD, aproximadamente la mitad del salario promedio. En otros países, el mismo paquete no rebasa los tres dólares.

Las declaraciones del funcionario de Cuba-Café a Cubadebate contrastan con un reciente reporte del diario oficialista Venceremos, que informó que la producción del grano para la exportación en la provincia de Guantánamo había crecido, y que “al término de la campaña (cosecha y beneficio seco en la Empresa Procesadora de Café Asdrúbal López), el pasado 30 de junio, se vendieron a Cubaexport las 702 toneladas (t) planificadas, la cifra más alta de los últimos cuatro años”.

El director de la entidad estatal, Osmel de la Cruz Cala, explicó que “la eficiente preparación del café lavado arábigo, propició niveles de aprovechamiento por encima del 80 por ciento, lo que agregó más valores al producto”.

“Dentro de la estrategia de la empresa para agregar más valor al café incluye la adquisición de una torrefactora para ofertarlo tostado y molido en diferentes formatos en hoteles de alto estándar, en un primer momento, y luego llevarlo a otros países”, acotó Cruz Cala.

Cuba produce entre 8 mil y 9 mil toneladas de café al año, una cifra ridícula en comparación con las 61 mil toneladas de 1961, cuando era uno de los primeros productores mundiales.

Tomado De CIBERCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.