Actualidad, acontecimientos y lucha continua por una Cuba Libre
RegistrateInicia Sección

El régimen cubano está creando una de sus estrategias, en este caso para obtener divisas, y además es una manera de persuadir al gobierno de Estado Unidos para que levante las sanciones a la isla.

Entre las propuestas de inversión abiertas por la dictadura, está principalmente la industria del turismo. Foto: Composición CPEM

El Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera de Cuba presuntamente van a permitir que los cubanoamericanos participen en proyectos de inversión, y como beneficio el castrismo se aprovecharía para reactivar la economía.

El régimen cubano está creando una de sus estrategias, en este caso para obtener divisas, y además es una manera de persuadir al gobierno de Estado Unidos para que levante las sanciones a la isla.

La directora de inversiones de capital extranjero del ministerio, Katia Alonso, expresó a El Nuevo Herald, que la isla está abierta al capital extranjero sin distinción de origen y por ello no rechazará ofertas comerciales de cubanoamericanos.

“Por lo que de estar interesado un cubanoamericano — nacido en Estados Unidos o habiendo emigrado a ese país — en invertir en la isla, su interés se evaluaría como el de cualquier potencial inversionista de otra procedencia”, manifestó.

Según la representante castrista, la ley nunca ha prohibido que los cubanoamericanos inviertan en Cuba, pero no habló sobre las limitaciones que la dictadura le impone a los exiliados para entrar al país.

Sin embargo, el régimen quiere expandir la inversión extranjera ante la paralización de divisas que tiene principalmente en el turismo, por ese motivo ahora sí dice que aceptará a los cubanoamericanos y pretender aperturar 503 proyectos comerciales que se suman a unos 12 mil millones de dólares.

Entre las propuestas de inversión abiertas por la dictadura, está principalmente la industria del turismo, ya que son los ingresos que más le favorecen al régimen cubano, por la obtención de divisas, posteriormente está la energía, el comercio, proyectos de agricultura, la construcción, telecomunicaciones, entre otros.

Proyectos de agricultura también están incluidos en las inversiones. Foto: Escambray

El castrismo también busca con esta medida tratar de convencer a la administración del presidente Joe Biden para que levante las sanciones contra la isla, pero este es un tema que no es prioridad para Estados Unidos.

Los mencionados proyectos son guiados por empresas castristas ya existentes en la isla, que se unirán a los posibles inversionistas cubanoamericanos para negociar los términos de su propuesta, que además debe ser aprobada por la dictadura.

Sin embargo, el programa de inversión no aplica para los cubanos que están dentro de la isla, ni para los que están en el extranjero y desean regresar a vivir en Cuba.

Analistas consideraron que mientras el régimen continúe negándole las posibilidades a sus mismos habitantes, no va a surgir la economía en el país, así como el interés de los inversionistas cubanoamericanos probablemente será limitado.

La dictadura cubana siempre ha visto a los exiliados cubanos que querían invertir en la isla como una amenaza para la nación y su sistema comunista, por eso resulta increíble que ahora aseguren que van a aceptar inversiones de parte de los cubanoamericanos.

TOMADO DE CUBANOSPORELMUNDO

Share This
A %d blogueros les gusta esto: