Dice ser inocente, pero le decomisaron su casa: cruda realidad de un cubano residente en EE.UU.

  • Categoría de la entrada:Cuba / Estados Unidos
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

El Gobierno cubano ahora es el dueño de las propiedades de Luis Mario Vela Reyes, un residente en Estados Unidos sobre el que pesan acusaciones por presuntamente financiar un supuesto acto terrorista contra un tren de carga que descarriló en La Habana en 2019.

Un familiar de este cubano dijo al portal CiberCuba Noticias que “Vela niega la acusación y afirma que el Gobierno necesitaba una víctima a quien achacarle el descarrilamiento del tren, en el que no hubo víctimas, pero sí daños materiales”.

De ahí que, refieren, la Seguridad del Estado quiso atribuir la financiación del supuesto acto terrorista a Vela, que tenía una casa -hoy decomisada- cerca de la zona donde tuvo lugar el siniestro.

Según explica el rotativo, el familiar de Vela quiso mantenerse en el anonimato por temor a una negativa de entrada al país.

Por otro lado, un coronel del Ministerio del Interior (MININT), de nombre Víctor Álvarez del Valle, segundo jefe del órgano Instrucción Delitos Contra la Seguridad del Estado, dijo que Vela actuó para desestabilizar el país.

La familia de Vela añadió “un detalle que no recoge la televisión cubana: el día del accidente los vecinos de la zona aseguran haber llamado a la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) para avisar de que algo no estaba bien en la línea ferroviaria, pero las fuerzas del orden no aparecieron por allí hasta que el tren se descarriló de madrugada”.

De igual modo, el sitio asegura que, el día que tuvieron lugar los hechos, Vela Reyes tenía una casa en una finca en Marianao y el tren de carga se descarriló en la parte trasera de su propiedad.

«Ese es el único motivo por el que la Policía lo está acusando a él», asegura este pariente directo del acusado, en tanto añade que tras el descarrilamiento, “Vela regresó a Cuba y la Policía lo entrevistó y fotografió el interior de la vivienda que era de su propiedad, como supuestamente había hecho con todos los vecinos de la zona”.

«Cuando él se fue [regresó a EE.UU.] empezaron a decir que era culpable y le decomisaron la casa y todos los bienes», indicó.

«Ahora, con el problema de San Isidro, el Gobierno de Cuba revolvió todo eso y empezó a decir que ellos financiaron eso», señaló.

Tomado De CUBITANOW

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.