Díaz-Canel se toma fotos en un trabajo voluntario y le llueven críticas

Foto: Cubadebate

El gobernante en Cuba, Miguel Díaz-Canel, apareció esta mañana en una serie de fotos compartidas por el medio oficialista Cubadebate, donde posa para la cámara en un surco haciendo un presunto trabajo voluntario.

Díaz-Canel fue objeto de críticas en redes sociales tras verle de ropa inmaculada (jeans y pullover ajustados) y con zapatos de cuero, no aptos para el presunto trabajo que efectuaría.

En solo minutos la publicación de Cubadebate se ha llenado de comentarios negativos hacia el mandatario y las apariencias de “sacrificado” que quiere montar.

“Los presidentes lo que tienen que lograr lo fundamental para su pueblo y no aparentar que trabajan, que pongan mejores condiciones a los campesinos y aumento de salarios, podrán dedicar su tiempo a dirigir mejor”, dice una usuaria.

“Deberían darle una finca para que la trabaje más a menudo porque noto que tantos viajes y tanta langosta le están haciendo daño para el nivel de hemoglobina. Se está poniendo demasiado panzón y colorado” hace una broma un cubano.

Otro de la mayor de las Antillas advierte que se siente cada vez más desengañado: “Me recuerda mi etapa de estudiante, nací junto con la caída de la unión soviética… me recuerda que íbamos a trabajar al campo, con ropa vieja, pantalones y camisas de manga sombreros viejos, a trabajar de verdad y ahora los veo con esa ropa de salir y con tan pocos deseos de trabajar que me avergüenza y desengaño cada día más, no actúen que no hace falta, gracias”.

El detalle de la ropa nueva y los zapatos caros llamó la atención de varios cubanos.

Otra internauta les invita a recoger desechos sólidos en la ciudad y así se ahorran los gastos de ir al campo:

“Muy bien pero muchas veces se gasta más de lo que se aporta. Debían hacer uno (trabajo voluntario) con comunales a recoger los desechos que no hay contenedores en mi barrio…Sería muy bueno para la comunidad”, les deja dicho.

Durante la Asamblea de Balance del Partido en la provincia de Granma, el viernes pasado, el gobernante cubano hizo un llamado a funcionarios a no dejar espacio “al desaliento” pese a la crisis asfixiante en que está sumido el país y los bajos niveles de popularidad que tiene en el pueblo.

El mandatario designado en Cuba señaló que el intercambio “afincó las convicciones y nos da la certeza de que no hay espacio al desaliento, en medio de complejidades muy grandes, vamos a seguir avanzando».

Díaz-Canel parece estar habitando una realidad alterna, porque no se puede hablar de avance en un país donde más de 47 000 personas emigraron en cinco meses solo a Estados Unidos sin siquiera mencionar el registro de las que abandonaron la nación hacia otras regiones. La migración cubana en masa es la prueba más contundente de que la isla está estancada en la miseria y el atraso.

El régimen opta por los mensajes de optimismo y de reafirmación a pesar de su incapacidad para revertir la crisis. La esposa de Díaz-Canel, Lis Cuesta Peraza, se estreno en la red social Twitter recientemente y su primera publicación llamó al pueblo a «enfrentar los problemas con alegría».

TOMADO DE CUBITANOW

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%