Díaz-Canel reconoce que los apagones en Cuba están relacionados también con la falta de combustible

Añade que en las roturas en las termoeléctricas cubanas incide el déficit de financiamiento para las labores de mantenimiento.

Cables de electricidad en Cuba. DIARIO DE CUBA

Durante una reunión del Consejo de Ministros este miércoles, Miguel Díaz-Canel dijo que hay dos causas fundamentales de los apagones en Cuba: «una está relacionada con roturas y necesarios mantenimientos que se han tenido que dar a las termoeléctricas, y otra al déficit de combustible«, informó Granma.

El mandatario reconoció por primera vez que la baja de la generación eléctrica en los últimos días, sobre todo en los horarios de máximo consumo, también se debe está al déficit de disponibilidad de combustible y que genera los apagones que se han registrado en casi todo el país.

En su intervención, trasmitida en la televisión estatal, el mandatario explicó que hay un grupo de roturas en las centrales termoeléctricas debido a que «no se ha contado con el financiamiento oportuno y necesario» para realizar los mantenimientos requeridos que estaban pendientes, reportó EFE.

Por otro lado, indicó que las averías de los últimos días han coincidido de una manera «intensa y en un breve tiempo».

Afirmó que se trabaja con «intensidad y rigor» para solucionar los problemas existentes de la manera más expedita posible pese a la compleja disponibilidad con los recursos y estimó que se prevé una conclusión de los problemas para finales de mayo. Y aseguró que buscan «recuperar potencia y asegurar el verano».

También el ministro de Energía y Minas de Cuba, Liván Arronte Cruz, reconoció que la escasez de combustible, dada por el incremento del precio del crudo a nivel internacional, es uno de los factores que ha provocado el aumento de los apagones, achacados exclusivamente a averías y obras de reparación hasta el momento.

Arronte Cruz dijo en la Mesa Redonda de este miércoles que el barril de combustible cuesta actualmente alrededor de 110 dólares, un precio muy alto para el país, que tiene que comprarlo en mercados lejanos pagando hasta un 30% más de su valor original.

El funcionario cubano añadió que mantener el Sistema Eléctrico Nacional es costoso, pues solo en reparaciones y mantenimiento se debería invertir unos 250 millones de dólares al año.

El director de Generación Térmica de la Unión Eléctrica (UNE), Edier Guzmán Pacheco, afirmó por su parte que de los 20 bloques de generación térmica que componen las centrales termoeléctricas del país, en estos momentos solo 12 de ellos están sincronizados con el Sistema Eléctrico Nacional, por lo que no alcanzan para satisfacer la demanda.

Guzmán Pacheco calificó de «muy compleja y difícil» la situación de las termoeléctricas cubanas, de las cuales cinco están fuera de servicio por averías y otras tres por labores de mantenimiento.

Problemas en la mayor termoeléctrica

La termoeléctrica Antonio Guiteras, la de mayor capacidad generadora de Cuba, ya está operativa, pese a que lleva al menos un año sufriendo recurrentes roturas.

La central volvió a sincronizarse este miércoles al SEN luego de sufrir el impacto de un rayo, pero horas más tarde volvió a averiarse por problemas en los interruptores que realizan el cambio de configuración del sistema.

En los últimos meses esa central, situada en la provincia de Matanzas, ha presentado problemas, uno de ellos en marzo cuando quedó fuera de servicio por una avería en una caldera apenas una semana después de un parón planificado por mantenimiento.

Luego, el 16 de abril, presentó otra falla «imprevista» y no volvió a estar operativa hasta cinco días después.

Desde hace varios días, en regiones de todo el país, de la oriental Granma a la occidental Pinar del Río, se han estado reportando apagones, en ocasiones de varias horas. También en La Habana se han registrado cortes eléctricos, aunque con menor frecuencia.

Cuba depende en gran medida del petróleo extranjero para producir energía (las termoeléctricas generan dos tercios de la electricidad) y su principal proveedor, Venezuela, ha disminuido notablemente sus envíos.

Además, el grueso de sus plantas padece la obsolescencia tecnológica por haber cumplido su ciclo de vida y requieren una renovación para lograr satisfacer la demanda de generación.

Los apagones fueron una de las razones económicas, que estuvieron junto con la escasez de productos básicos y la fuerte inflación, detrás de las protestas antigubernamentales de julio pasado. 

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%