Actualidad, acontecimientos y lucha continua por una Cuba Libre
RegistrateInicia Sección

El gobernante cierra el ‘proceso de estudio’ en La Habana de los documentos que serán presentados en el VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba.

Cierre de análisis en La Habana previo al VIII Congreso del PCC. JOYME CUAN GRANMA

El gobernante Miguel Díaz-Canel negó que su Gobierno se escuda en el embargo de EEUU para «encubrir ineficiencias propias» en una sesión el sábado con la que concluyó en La Habana el «proceso de estudio de los documentos» que serán presentados en el VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC), según publicó el diario oficial Granma.

«Se ha pretendido sembrar una matriz de opinión de que el país se escuda en el bloqueo para encubrir ineficiencias propias», dijo Díaz-Canel.

Insistió en que el embargo es «más crudo hoy que nunca» y lo presentó como una «presión constante, un ensañamiento total que no se puede borrar de la memoria del pueblo por todo lo que nos ha costado, sobre todo en el último quinquenio».

El gobernante celebró que la «muy maltrecha e incapaz economía» estatal «ha sostenido el enfrentamiento a la pandemia de Covid-19, con resultados favorables respecto a muchos países».

Pese a la opacidad con que el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) suele tratar la información y las dudas del conteo oficial de muertes por Covid-19, Díaz-Canel dijo que Cuba está «a la cabeza del mundo en el número de pacientes recuperados del Covid-19, con el 94,1 % de los contagiados, y la letalidad es de las más bajas de América Latina y el Caribe».

Dijo que llevarán al Congreso del PCC, del 16 al 19 de abril próximo, «todos estos análisis» y se suman otros referidos a cómo van a «superar las ineficiencias, los problemas estructurales de la economía y cómo se va a modelar el municipio para que pueda potenciar los sistemas productivos locales, a partir de su autonomía y de contar con las estructuras adecuadas».

Díaz-Canel mencionó como temas «la implementación del ordenamiento monetario, el avance en la aplicación de los Lineamientos, la planeación estratégica del país, unido a la búsqueda de respuestas a los problemas desde la ciencia y la innovación».

«Es un llamado, una vez más, a la heroicidad, a la resistencia, brindando luces», dijo.

Sobre la labor del Partido, en particular la ideológica, en medio de lo que Granma calificó como «campaña de descrédito armada contra la Revolución», Díaz-Canel dijo que «toca asumir, con creatividad, el debate ideológico, preparar a la militancia, explicarle a la población y, fundamentalmente, actuar con firmeza, defendiendo convicciones, dentro de nuestro Estado de derecho y sin violar ningún precepto constitucional».

Se refirió a la Política de Cuadros, cuyo informe específico será debatido en la cita del único partido legal en Cuba.

«Además de reflejar lo hecho, plantea las debilidades existentes, propone estrategias sobre el modelo de trayectoria de los cuadros y su preparación, y reconoce que a esta política hay que ponerle ciencia«.

«Todo ello debe conducirnos, sin esquematismos, a establecer un modelo sobre cuál es el cuadro que demanda el país, cuya respuesta está en nuestra historia y en el pensamiento de Fidel y Raúl Castro», señaló.

«Vamos a un Congreso a debatir y a proponer soluciones, y esos análisis y esas propuestas tienen que estar en concordancia con lo que aspira el pueblo de los debates, porque vamos representando a la militancia, a nuestras organizaciones de base del Partido, pero, sobre todo, vamos representando al pueblo», según dijo.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Share This
A %d blogueros les gusta esto: