Díaz-Canel llama a los ‘revolucionarios’ cubanos a ‘cerrar filas’ y enfrentar ‘cualquier manifestación’ contra el régimen

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
Anuncios

Afirma que la marcha del 15 de noviembre está ‘orquestada desde el exterior’.

Miguel Díaz-Canel en pleno del Partido Comunista de Cuba. ESTUDIOS REVOLUCIÓN

Miguel Díaz-Canel clausuró este domingo el II Pleno del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC) con una nueva amenaza a los cubanos contrarios al régimen y un llamado a los «revolucionarios» a enfrentar «cualquier tipo de manifestación que pretenda destruir a la Revolución»

«¡La decisión es de lucha y victoria! ¡A cerrar filas, a luchar por nuestros problemas, a luchar con creatividad, es parte del combate! Aquí hay suficientes revolucionarios para enfrentar con inteligencia, con respeto y en defensa de nuestra Constitución, pero también con energía y valor, cualquier tipo de manifestación que pretenda destruir a la Revolución«, dijo Díaz-Canel en el encuentro del único partido permitido en Cuba.

Díaz-Canel acusó a los promotores de la marcha cívica por el cambio, convocada para el próximo 15 de noviembre, de seguir «un plan orquestado desde el exterior, (donde) se involucran tanques pensantes y portavoces del Gobierno de Estados Unidos en la concepción y preparación de estas acciones» para desafiar «a las autoridades y al Estado de derecho socialista refrendado en nuestra Constitución», dijo.

«Recientemente han amenazado con aplicar más sanciones a nuestro país si se emplea la legislación vigente para procesar a los que desobedezcan el mandato de las autoridades. Es acogida esta acción en los círculos de la extrema derecha anticubana radicada en Estados Unidos y forma parte de un modo de actuación de acuerdo con el manual de Guerra No Convencional», dijo sobre la advertencia de la Administración de Joe Biden

Díaz-Canel repitió los argumentos del régimen para declarar ilícita la marcha del 15N: el carácter irrevocable del socialismo impuesto en la Constitución, la limitación de un derecho por los derechos de los demás y que los propósitos, a juicio del régimen, «coinciden con las principales líneas de ataque, calumnias, mentiras y amenazas utilizadas por quienes, financiados por el Gobierno de Estados Unidos, se oponen al sistema político cubano e intentan desestabilizarlo y restaurar el capitalismo«.

«No vamos a legitimar el accionar imperialista en la política interna ni dar cauce a los deseos de restauración neocolonial que han acumulado algunos y que se refuerzan en situación de crisis. No es un acto de civismo, es un acto de subordinación a la hegemonía yanqui. Tales acciones pretenden regresar al país a un tiempo histórico de subyugación, al cual nunca regresaremos», advirtió sobre la marcha del 15N.

Contra la Administración Biden y el 11J

Miguel Díaz-Canel acusó a la Administración de Joe Biden de «estar atrapada por el deseo de ganar el voto de Florida» y dijo que «esos fines electorales condicionan su política hacia Cuba, que pasa a ser dominada por la mafia cubanoamericana de Miami».

«La estrategia imperialista es crear el máximo de descontento dentro de nuestro país. Fomentar la inestabilidad a través del empeoramiento de las condiciones de vida de la población, ponernos cada vez más difícil la posibilidad de sobrevivir, para conducirnos al estallido de un conflicto violento. Pretenden llenarnos de odio y arrebatarnos la felicidad», dijo.

Acusó a la embajada de EEUU en Cuba de desempeñar «un activo papel en los esfuerzos por subvertir el orden interno» en la Isla. «Son frecuentes las reuniones de los funcionarios diplomáticos norteamericanos con cabecillas de la contrarrevolución, a los que brindan orientación, estímulo, apoyo logístico y financiero», dijo.

«Se trata de mantener una narrativa que pretende presentar el 11 de julio como un referente de ruptura y de rechazo popular a la Revolución, y los intentos de aprovechar las inconformidades existentes para provocar desestabilización; pero el 11 de julio no es un referente de ruptura; es, en todo caso, un referente de unidad», afirmó Díaz-Canel. «El 11 de julio constituyó una victoria más de la Revolución Cubana. Los revolucionarios salieron a defender la Revolución con elevada moral, con disposición a luchar y vencer», dijo sobre su llamado a la violencia entre cubanos.

Según Díaz-Canel, del 11J los castristas aprendieron que hay «que defender y asumir como fortaleza la heterogeneidad de la sociedad cubana, y esto implica un trabajo político-ideológico diferenciado; que tenemos que robustecer y desarrollar los mecanismos de participación popular y de trabajo con la población, que no se pueden desmontar en ninguna de las situaciones adversas que podamos vivir, y que la guardia revolucionaria, la vigilancia revolucionaria no se pueden descuidar jamás».

Díaz-Canel ata una eventual mejoría a la apertura del turismo

Díaz-Canel exculpó al régimen de los graves problemas que aquejan al país. «No podemos estar satisfechos con lo hecho, pero no se puede acusar de torpeza ni de incapacidad a la Revolución, porque son realmente grandes los problemas que estamos enfrentando entre todos», dijo. 

Reconoció que la inflación que enfrenta la economía se sitúa actualmente en niveles superiores a los previstos en la Tarea Ordenamiento, afectando la capacidad de compra de los ingresos en pesos cubanos que reciben los jubilados, los pensionados y los trabajadores.

Sin embargo, utilizó la habitual excusa del régimen cubano, el embargo estadounidense, a lo que añadió la pandemia de Covid-19.

Según Díaz-Canel, esas son las causas de la reducción «a niveles mínimos» de «los ingresos en divisas del país, lo que no ha permitido financiar las producciones industriales, ni importar materias primas y bienes de consumo para mantener una estabilidad de la oferta minorista estatal en pesos cubanos, situación que aprovechan personas inescrupulosas para lucrar a costa de las necesidades del pueblo revendiendo productos, incluso alimentos y medicamentos a precios muy superiores a los oficiales».

No dijo, sin embargo, que su régimen priorizó el desarrollo y fabricación de cinco vacunas —que ahora vende a sus aliados— a la fabricación de medicamentos para los cubanos.

Díaz-Canel espera que la situación económica mejore en la Isla con la apertura al turismo el próximo 15 de noviembre y propuso una serie de «soluciones»: «Ante los limitados ingresos en divisas tenemos que seguir avanzando en la reanimación de la economía en las condiciones actuales, potenciando el turismo, la exportación de vacunas, la exportación de divisas, potenciando la producción nacional de alimentos y también contribuyendo al ahorro y eficiencia energética«, dijo.

«Ante los desabastecimientos que hemos vivido por un tiempo prolongado, tenemos que poner en el mercado producciones nacionales, hacer todo lo posible por abastecer mejor las tiendas en moneda nacional, elevar la comercialización de productos agropecuarios y también buscar una mayor incidencia e impacto con las medidas que hemos tomado en momentos recientes de apertura de la economía, el desarrollo y aporte de los nuevos actores económicos junto al desarrollo de la empresa estatal», señaló en referencia a las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES) y las cooperativas no agropecuarias.

«Para eliminar las colas habrá que perfeccionar el comercio interior, buscar una mejor oferta de bienes y servicios, mejores horarios, mejor gestión, y que contribuya a esto también la apertura de las nuevas actividades económicas. En la inestabilidad que hemos tenido en el Sistema Electroenergético Nacional vamos avanzando en reparaciones, mantenimientos, ahorro, y también en la atención a los trabajadores de este sistema, lo cual nos propiciará estar en una mejor situación a finales de este año», agregó sobre los apagones.

«¡Que sepan los imperialistas que van a tener que luchar contra un pueblo que no se deja engañar, un pueblo suficientemente numeroso, valiente y heroico para luchar al que no le asustan las amenazas! ¡Preparados y dispuestos a todo por defender lo más sagrado, lo que nos une; a ser consecuentes con la decisión invariable de Patria o Muerte, Socialismo o Muerte y la convicción más profunda de que Venceremos!», concluyó.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.