Díaz-Canel dice que se respira un ‘ambiente de agradecimiento’ en Pinar del Río tras el huracán Ian

Los focos de la propaganda vuelven a acompañar al gobernante cubano a una comunidad donde se levantan casa de madera con techos de zinc.

Miguel Díaz-Canel en Pinar del Río en su novena visita tras el huracán Ian. @PRESIDENCIACUBA/TWITTER

Tras la novena visita a Pinar del Río después del paso del huracán Ian y con todos los focos de la propaganda oficial, el gobernante Miguel Díaz-Canel celebró este viernes que en la provincia se respira un «ambiente de agradecimiento» por el trabajo de recuperación.

«Volvimos a Pinar del Río, que luce distinto y se respira un ambiente de agradecimiento por el trabajo que se ha hecho. Regresamos a San Luis, de los municipios más afectados y donde estuvimos horas después del huracán. También allí es otro el ánimo», dijo el gobernante en su cuenta de Twitter donde compartió toda la información del viaje publicada por la página oficial de la Presidencia.

En San Luis aún más del 26% de la población seguía sin electricidad esta misma semana. 

Acompañado por la presidenta del consejo de defensa provincial y primera secretaria del Partido Comunista en Pinar del Río, Yamilé Ramos Cordero, y el gobernador Rubén Ramos Moreno, entre otros dirigentes, «a Díaz-Canel se le vio alegre, por muchas cosas, incluyendo la estética y concepción del nuevo barrio», escribió el periodista oficialista René Tamayo León.

«Las casitas tienen un halo gentil, son cándidas y bonitas como la propia naturaleza y la vida en Pinar del Río, pero a pesar de su modesta arquitectura a primera vista, son robustas y están pensadas para albergar todos los beneficios de la vida moderna», describió Tamayo las cerca de 20 casas de madera y con techos de zinc «para familias que lo perdieron todo».

Los módulos habitaciones tienen paredes de tabla de madera o palma y cubiertas ligeras. Están compuestos de portal, tres cuartos, sala, cocina-comedor, baño reforzado para proteger de contingencias atmosféricas la vida y algunos enseres, y espacios para otros servicios.

Para Díaz-Canel, el ánimo «es otro», distinto al que había horas después del paso del ciclón.

En toda la provincia de Pinar del Río más de 106.200 viviendas continúan afectadas, según datos ofrecidos en la reunión de seguimiento a la recuperación del pasado miércoles. Cientos de personas siguen albergadas a la espera de que se reparen sus viviendas. La situación es dramática teniendo en cuenta que cientos de familias llevan décadas a la espera de una solución de viviendas del Gobierno tras perderlas en fenómenos meteorológicos pasados.

Las casas de madera son módulos prefabricados que se utilizan para construir comunidades ante los destrozos de los ciclones. Ya se emplearon tras el paso del huracán Irma en Camagüey.

«Siempre ocupado por dotar a la cubanas y cubanos del mayor bienestar posible pese a las grandes limitaciones, el Primer Secretario del Comité Central del Partido insistió en la construcción de aceras, jardines y todos los servicios y urbanizaciones que requiere la nueva comunidad», dijo la edulcorada nota de la Presidencia.

En respuestas al tuit del propio Canel, se leen comentarios que critican las puestas en escena del gobernante.

«Me da rabia como este tipo publica fotos de dos o tres gaticos saludándolo como si eso representara a todo el pueblo. Locoooo [sic], los cubanos en general no te quieren. Lo que hiciste en Pinar del Río no es una hazaña. Era tu obligación como presidente, no lo hagas ver de otro modo».

«‘Se ve distinto’. Mientras tú has estado entre cócteles y reuniones inútiles ahí se han estado comiendo tremendo cable. Esas visitas preparadas con ese público escogido…», comentó otro.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%