Díaz-Canel dice que ‘Cuba cambia todos los días y se renueva’ en otro discurso contra el embargo

El régimen evita responder sobre la anunciada donación de EEUU dirigida a cubanos damnificados del huracán Ian.

Miguel Díaz-Canel y Bruno Rodríguez Parrilla. ACN/REUTERS/MINREX

A propósito de la campaña del régimen cubano contra el embargo de Estados Unidos, Miguel Díaz-Canel dijo este jueves que «Cuba se renueva» y que es la política de Washington la que se aferra al pasado, en un mensaje en el que se sirvió de un discurso de Bruno Rodríguez Parrilla.

«Suscribo cada palabra de nuestro canciller: Cuba cambia todos los días, y seguirá cambiando. Cuba se renueva todo el tiempo«, escribió Díaz-Canel en su cuenta en Twitter.

«Lo que no cambia, lo que no se renueva, lo que está anclado en el pasado, es la política de bloqueo«, añadió el gobernante, que utilizó la nueva etiqueta de orden: #MejorSinBloqueo y no tardó en recibir numerosos comentarios críticos por la hipocresía de estas declaraciones.

«Más de 63 años en el poder a punta de represión, sin que nadie los haya elegido en proceso democrático alguno y vienen a hablar de renovaciones y ‘anclajes’. ¡Hay que ser muy descarados!», consideró Liborio.

Para el periodista independiente Jorge Amado Robert Vera, «Cuba cambió, es cierto, ahora la nombran ‘Apagonia'».

Robert Vera lo atribuyó a «la ineficacia y expoliación de sus recursos naturales por parte de un régimen que prefirió priorizar la construcción de hoteles y no invertir en su infraestructura

«Cuba cambia todos los días, pero no para renovarse porque todo lo que se renueva prospera. Cuba cambia todos los días para adaptarse y sobrevivir a sus medidas y políticas fracasadas«, contestó otro usuario.

Otro identificado como @papel_chungo se preguntó: «¿Y entonces para cuándo unas elecciones y un presidente de verdad, puesto por los cubanos, y no a dedo?».

Ocultando las ayudas millonarias de Estados Unidos, Bruno Rodríguez Parrilla volvió a la carga contra el embargo el miércoles en La Habana en la presentación del texto titulado «Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba», correspondiente a 2022.

La Habana presentará su resolución los días 2 y 3 de noviembre por trigésima ocasión ante la Asamblea General de Naciones Unidas.

El régimen estima en 6.300 millones «los daños causados por el bloqueo» durante los 14 meses del Gobierno de Joe Biden.

Rodríguez Parrilla dijo que las sanciones de Washington son «un acto de guerra económica en tiempo de paz», y reiteró su acusación de que el actual Gobierno estadounidense mantiene vigentes «las medidas de presión más agresivas» contra La Habana adoptadas por Donald Trump.

Según Rodríguez, «el recrudecimiento del bloqueo ha estado acompañado de un incremento de la agresión política, mediática y comunicacional», así como de «un aumento inusitado de operaciones de desinformación, financiadas con fondos federales del presupuesto de los Estados Unidos».

Dijo que el Gobierno de EEUU «tendría el deber moral» de aplicar «exenciones humanitarias» al embargo por la crisis que sufre la Isla por la conjunción de la pandemia, la situación internacional y el paso del huracán Ian.

A propósito de esto último, el canciller evitó ofrecer detalles en su intervención sobre la ayuda humanitaria de emergencia a la población de Cuba para que se recupere de los estragos provocados por el huracán Ian, anunciada por la Casa Blanca el martes y que él mismo agradeció.

El titular eludió responder a una pregunta de la agencia AP sobre esta ayuda que canalizará la USAID desviando el tema hacia el embargo, al que responsabiliza de todos los males del pueblo cubano.

El régimen suele acusar de mercenarismo a los periodistas independientes y activistas que reciben financiamiento de la USAID, a la que los medios subordinados al Estado cubano acusan de ser una tapadera de la CIA y de promover la desestabilización en la Isla.

«Todavía no podría yo citar aquí el dato de las pérdidas ocasionadas por el huracán Ian. Sí di datos de la magnitud de los daños que ocasiona el bloqueo a Cuba o que ocasionó en estos últimos 17 meses porque el bloqueo es la pandemia permanente, es el huracán constante», dijo Rodríguez.

La asistencia estadounidense incluye unos dos millones de dólares en provisiones y suministros, que serán entregados a través de organizaciones no gubernamentales independientes que tienen experiencia y ya están trabajando en la Isla directamente con las poblaciones afectadas, expresó una funcionaria no identificada de la Administración Biden.

Esta semana, tres legisladores demócratas de la Cámara de Representantes de Estados Unidos emitieron un comunicado publicado en Twitter en apoyo a la decisión de la Casa Blanca.

«Aplaudimos la acertada decisión de la administración Biden de brindar dos millones de dólares en asistencia humanitaria al pueblo de Cuba, mientras el país continúa lidiando con las secuelas del huracán Ian», declararon la presidenta del Subcomité de Asignaciones de la Cámara de Representantes para Operaciones Gubernamentales y Extranjeras, Barbara Lee; el presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, Gregory Meeks, y el presidente del Comité de Reglas, James McGovern.

«Seguimos profundamente preocupados por la terrible situación en la Isla, incluida la continua escasez de energía y la falta de artículos de primera necesidad para el pueblo cubano», precisaron.

Dijeron que Estados Unidos es «el líder mundial en la prestación de asistencia vital a otros países después de los desastres naturales, y este anuncio ayuda a demostrar a los ciudadanos dentro de nuestro propio hemisferio que Estados Unidos sigue listo y dispuesto a ayudar a los necesitados».

La ayuda de Washington también ha generado reacciones adversas. La congresista cubanoamericana María Elvira Salazar advirtió el miércoles que el régimen cubano tiene métodos para aprovecharse de estos recursos.

«La ayuda enviada por la administración Biden a Cuba será a través de una organización que coopera con el régimen de Castro/Díaz-Canel e irá a parar a las tiendas en MLC. ¡Lamentable!», dijo la legisladora republicana en Twitter.

En su mensaje, añadió que la Cruz Roja que opera en Cuba es controlada por la dictadura: «no es la Cruz Roja Internacional».

Para Salazar, lo que necesita el pueblo cubano en estos momentos no son «migajas», sino «conectividad», acceso a internet, con el fin de poder informarse y salir a las calles para poder protestar y exigir libertad y democracia.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%