Al día con Florencia, Cuba y el Mundo

Díaz-Canel culpa a EEUU de los problemas de los cuentapropistas y cubanos revientan: ‘Hay que ser cínico’

Los ciudadanos piden al Gobierno liberar la economía, permitir las pymes y acabar con la persecución al sector privado.

Miguel Díaz-Canel, en una reunión en la Isla de la Juventud. PRESIDENCIA DE CUBA/TWITTER

Miguel Díaz-Canel sacó pecho este sábado por las nuevas medidas que permitirán más de 2.000 actividades para el sector privado en Cuba, pero culpó de los problemas de los cuentapropistas a Estados Unidos y a la pandemia de coronavirus. Los cubanos no se quedaron callados ante esas declaraciones y criticaron al dirigente.

“Destrabando procesos: nuestro Consejo de Ministros amplía opciones del trabajo por cuenta propia y elimina restricciones en beneficio de sus más de 600.000 trabajadores, duramente golpeados por el recrudecimiento del bloqueo contra Cuba y los efectos de la pandemia”, dijo Díaz-Canel en Twitter.

“¡Pero qué desvergonzado eres! Los cuentapropistas andan como locos porque no saben qué hacer ante el constante acoso de policías e inspectores. Hay que ser cínico en extremo para culpar al embargo estadounidense de lo que es responsabilidad del bloqueo castrocomunista”, dijo José Daniel Ferrer, coordinador nacional de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU).

El Gobierno cubano anunció este sábado la ampliación de las posibilidades de empleo privado en el país, pero todavía se desconoce su alcance real. Solo estarán limitadas parcial o totalmente 124 actividades para los cuentapropistas.

No hablen tanto y acaben de liberar los medios de producción y el mercado interno, esa es la única traba que han de quitar“, dijo el usuario Richard Cypher. “La traba es el PCC. En cuanto encuentren quien le regale un poco de cosas para mantener a la población, hambreados por supuesto, retiran todo, le dan pa’ trás como siempre”, dijo Danilo Bernal.

“Con todo respeto, Cuba necesita grandes cambios en lo económico. Permitan la creación de pymes entre cubanos, permitan a los grandes proveedores de comida y demás que entren a Cuba. Permitan el libre mercado. Que el Gobierno no intervenga en la economía, quédense con lo fundamental”, dijo Leandro Fernández.

Otros cubanos le recordaron a Díaz-Canel que el problema es el bloqueo interno. “Díaz Canel, los trabajadores cubanos no eran golpeados por el bloqueo y la pandemia, sino por las mismas restricciones de ustedes que les impedían ejercer libremente sus oficios de forma privada” y “la mente tuya es la que está más traba que el dominó. Con una economía estalinista de represión y miles de inspectores y límites para prohibir el enriquecimiento y me vienes a decir eso. Clase cara”, comentaron.

Pérez de Aldana recordó que “la primera vez que abrieron el trabajo privado fue cuando en el Periodo Especial por estar arruinados. Ahora sin liquidez, en bancarrota y sin acceso a crédito sueltan la rienda para que crean lo hacen por ti. Lo hacen solo por ellos”.

Desde el año pasado, el Gobierno cubano lleva adelante una cruzada contra los negocios privados en el país. La campaña contra las presuntas ilegalidades de los cuentapropistas es emitida, incluso, por la televisión cubana en el noticiero.

Los cuentapropistas enfrentaron duras multas y condenas de prisión por el desvío de recursos, el acaparamiento o los precios. En algunos casos también estuvieron involucrados trabajadores de empresas estatales.

Tomado De DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: