Díaz-Canel calla sobre el arranque de la invasión de Rusia a Ucrania

Cuba amanece en silencio ante al conflicto desatado por Moscú.

Una mujer ucraniana herida tras el ataque ruso. AFP

El régimen de Cuba quiere hacer patente el respaldo a su aliado rusoEmitió una declaración en la que acusó a Estados Unidos de amenazar «la paz regional e internacional» al «imponer la progresiva expansión de la OTAN hacia las fronteras de la Federación de Rusia». Al mismo tiempo, ha mantenido silencio ante el pedido de Vladimir Putin a otros países de reconocer la independencia de las repúblicas separatistas de Donetsk y Lugansk.

Ahora que se ha concretado la invasión a Ucrania, el silencio ronda los medios oficiales más allá de los titulares en medios digitales que justifican el discurso de Putin de que se trata de una «operación militar en Donbás en defensa propia».

La portada de Granma, el órgano oficial del Partido Comunista de Cuba, está encabezada, hasta el momento de publicada esta nota, por el recibimiento de Miguel Díaz-Canel a Viacheslav Volodin, presidente de la Duma Estatal de la Asamblea Federal de Rusia, quien realiza una visita a Cuba

El encuentro se realizó pocas horas antes de la invasión y la nota oficial se limitó a decir, en referencia al conflicto con Ucrania, que «Díaz-Canel expresó su solidaridad con la Federación de Rusia ante la imposición de sanciones y la expansión de la OTAN hacia sus fronteras».

Otros medios de alcance nacional tampoco reflejaban hasta el momento ninguna información del inicio de la guerra ruso-ucraniana.

La declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba y el encuentro con Díaz-Canel se produjo pocas horas después de que Moscú acordó posponer, hasta 2027, los pagos de la deuda que La Habana sostiene con ese país. La semana pasada ambos gobiernos anunciaron que profundizarán los lazos y explorarán la colaboración en transporte, energía, industria y banca.

Díaz-Canel no se ha pronunciado personalmente sobre el conflicto ruso-ucranianocomo quizá hubiera hecho el difunto dictador Fidel Castro y como sí lo han hecho otros aliados en América Latina, que han sido más categóricos en su postura.

En Venezuela, Nicolás Maduro dedicó parte de una intervención a anunciar «todo su respaldo al presidente Putin en la defensa de la paz, de su pueblo y de su patria» e hizo mención de las repúblicas separatistas de Donetsk y Lugansk.

«Hemos estado observando atentos a los acontecimientos en Rusia, en Ucrania, observando no desde ahora, la evolución del proceso donde el imperio norteamericano y la OTAN pretenden por la vía militar acabar con Rusia, detener a Rusia y acabar con este mundo multipolar que ya es una realidad», expresó el mandatario en un acto transmitido por el canal estatal Venezolana de Televisión (VTV).

En Nicaragua, Daniel Ortega salió a manifestar su apoyo a Rusia tras el reconocimiento por parte del presidente ruso, Vladimir Putin, de la independencia de las regiones ucranianas.

«Estoy seguro de que si ahí lo someten a una elección o a un referéndum, como el que hicieron en Crimea, la gente va a votar por incluso anexarse a Rusia, que fue lo que hizo Crimea: regresó a la situación en la que se encontraba antes de la caída de la Unión Soviética», dijo el gobernante, según informaciones del diario nicaragüense ‘Confidencial’.

Para Ortega, las tropas ucranianas están buscando dominar a los separatistas y atacarlos, por lo que el reconocimiento por parte de Rusia «trae el respaldo militar para que esos Gobiernos tengan seguridad».

En Cuba, Díaz-Canel amaneció este jueves en Twitter informando sobre una visita que realizará a Guantánamo, pero sobre la invasión de Rusia no ha hecho comentario alguno.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%