Díaz-Canel afirma delante de los Pastores por la Paz que “no hay presos políticos” en las cárceles cubanas

El sucesor de Raúl Castro aprovechó para fustigar -con la retórica marxista- al sistema capitalista

Según las declaraciones del sucesor de Raúl Castro, en Cuba las “personas que no están con la Revolución pueden manifestarse libremente”. (Collage: Cubadebate)

El mandatario cubano Miguel Díaz-Canel afirmó delante de los Pastores por la Paz que llegaron a Cuba el pasado mes de noviembre que en la Isla “no hay presos políticos”, según destaca una trasmisión televisiva que apareció por primera vez en la Mesa Redonda del viernes 4 de diciembre.

Según las declaraciones del sucesor de Raúl Castro, en Cuba las “personas que no están con la Revolución pueden manifestarse libremente”.

“En Cuba hay muchos procesos que son públicos, para discutir programas, para discutir políticas como hicimos con la Constitución. En la vida cotidiana hay gente que habla mal de la Revolución, lo que pasa es que muchas veces la catadura de las personas que manipulan y utilizan para eso, o los que por propia convicción están en contra de la Revolución, los lleva a cometer delitos”, mencionó Díaz-Canel.

Antes de que los Pastores por la Paz se preocuparan por los ciudadanos cubanos que el propio régimen admitió que están presos luego del estallido social del pasado 11 de julio. Sobre el tema el primer secretario del Partido Comunista de Cuba expresó que los ciudadanos presos por los sucesos de ese día están en cárceles por otros delitos no políticos.

“Los que salieron el 11 de julio a tirar piedras, a actuar contra el pueblo, a saquear, en cualquier lugar del mundo estuvieran presos. Pero no porque estén en contra de la Revolución, sino sencillamente porque cometieron delitos contra el patrimonio y contra el orden interno”, sentenció Díaz-Canel.

El mandatario cubano trató de inculcar a los Pastores por la Paz que los que comenten delitos son pagados por el gobierno de EEUU para desestabilizar el orden interno de Cuba. “Lo que pasa es que muchas veces el propio imperio en su campaña mediática trata de vincular a la actividad contra la Revolución a personas que los llevan a cometer hechos vandálicos”, añade.

Durante los más de 62 años de régimen comunista la estrategia desde el poder ha sido inculpar en delitos comunes a aquellos que se oponen políticamente al sistema imperante.

En el encuentro que fue transmitido con más de tres semanas de retraso también participaron el canciller cubano, Bruno Rodríguez y la jefa de la Oficina de Asuntos Religiosos del Partido Comunista, Caridad Diego, y Gail Walker, hija de Lucius Walker, fundador de la organización Pastores por la Paz, que siempre se han caracterizado por su apoyo al gobierno cubano.

En ese ambiente de antiimperialismo Díaz-Canel aprovechó para fustigar -con la retórica marxista- al sistema capitalista.

“Al imperialismo, ni tantito así, es traicionero y desprecia a los pueblos. Acude a la calumnia y a la mentira y cuando es derrotado trata de victimizarse”, puntualizó. “Nadie se crea [eso] a lo que llaman democracia”.

“El bipartidismo norteamericano es mentira. Un presidente republicano impone 243 medidas para recrudecer el bloqueo contra Cuba y un presidente demócrata deja las mismas medidas”, refutó en referencia a que las políticas de Donald Trump hacia Cuba están intactas tras casi un año de administración de Joe Biden.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%