Deudas del Gobierno cubano con productores impiden que la leche llegue a los niños y enfermos

La industria en Ciego de Ávila presenta un déficit de medio millón de litros de leche para atender a sectores vulnerables porque los ganaderos prefieren vender a negocios privados.

Un biberón de leche bajo el cielo habanero. DIARIO DE CUBA

La industria lechera de Ciego de Ávila no cuenta con el producto fresco suficiente para cubrir las dietas médicas de los enfermos y la ración que corresponde a los niños cubanos debido a incumplimientos en los pagos en Moneda Libremente Convertible (MLC) a los productores que sobrepasan sus planes.

Un reporte de la Televisión Avileña se refirió a «las casusas del insuficiente acopio de leche fresca destinado a la industria, donde, si bien se cumplen los planes integrales, no se produce lo suficiente para abastecer el consumo social y la entrega para dietas médicas».

«Lo peor de Ciego de Ávila es que tenemos medio millón de litros por debajo del plan«, señaló un funcionario durante una reunión del Gobierno de la provincia en la que participaron organismos y entidades estatales involucradas en la producción y distribución de alimentos.

La población avileña se ha quejado en las últimas semanas de «inestabilidad en la entrega de leche fluida a niños y personas que requieren dietas médicas«.

Según el reporte, entre las causas del problema «aparecen los incumplimientos en el pago en MLC a los productores que sobrecumplen y que los planes de producción no son un reflejo real de la capacidad productiva, por lo que estos (los productores), al cumplirlos y conforme a la legalidad, comercializan a otros destinos como los nuevos actores económicos».

Para revertir este panorama y lograr acopiar cerca de medio millón de litros de leche pendientes «se trazan nuevas estrategias en los diez municipios» de la provincia, añadió el medio estatal, que no precisó en qué consisten.

En junio, la estatal Empresa Láctea de Ciego de Ávila acumulaba una deuda de 60.000 dólares con los productores de leche de la provincia cubana, según informó entonces el periódico local oficial Invasor.

Con una baja producción de leche tras la destrucción de la industria ganadera, el Gobierno de Cuba tiene que comprar la mayor parte del lácteo que consume. Las importaciones son insuficientes para la población y solo llega racionada a niños menores de siete años y a las personas enfermas, pero incluso las dietas médicas se han visto afectadas por la escasez de leche y ha sido a nivel nacional.

Actualmente, la situación con la leche es mucho peor que cuando en 2007 el general Raúl Castro prometió «un vasito de leche para todos».

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%