Detienen a más de 50 revendedores de La Cuevita en un operativo policial

Facebook / Lázaro Manuel Alonso

Más de 50 presuntos revendedores fueron detenidos este jueves mediante un operativo policial desplegado en el barrio habanero conocido como «La Cuevita», del municipio San Miguel del Padrón, uno de las más populares zonas del mercado negro en la capital cubana.

Los acusados tenían en oferta productos como picadillo, aceite, pollo, queso, galletas, medicamentos y artículos de aseo, según publicó en redes sociales el periodista oficialista Lázaro Manuel Alonso, de la televisión cubana.

Alonso aseveró que los detenidos revendían productos de primera necesidad obtenidos de mercados estatales, pero sin detallar cómo los conseguían. También el vocero compartió imágenes de los diversos alimentos y artículos confiscados por la policía.

“Fueron inspeccionadas varias viviendas que funcionaban como almacén. Usuarios en redes sociales demandan que, además de las detenciones, llegue la justicia a quienes, desde los comercios, contribuían al lucro y a la especulación”, agrega el reportero.

En reiteradas ocasiones, el gobierno cubano ha culpado a los llamados revendedores de la rotunda escasez en el país. “Bueno… Con esas cantidades, supongo que detengan también a quien les permitió comprar para revender. O quién sabe si la primera mano está mucho más profunda”, comentó una usuaria.

El Gobierno de La Habana ordenó esta semana realizar múltiples operativos policiales contra cuentapropistas en varios capitalinos como Marianao, por «precios abusivos» en los mercados. Recientemente, el gobernante Miguel Díaz-Canel dijo que no permitirá que los intermediarios se enriquecieran en la actual crisis económica, provocada en gran medida por la llamada Tarea Ordenamiento, que desató una inflación sin precedentes.

Díaz-Canel advirtió que iniciaría una cruzada contra quienes él considera “ilegales, pillos, lumpen, vagos y corruptos en favor de nuestro pueblo y de la tranquilidad y el desarrollo honesto de nuestra sociedad”.

“Nosotros no queremos que haya menos, al contrario, queremos ordenar para que todo se distribuya de una mejor manera y legalmente sin permitir espacio a la bribonería y al abuso. Y hoy aquí la gente lo ha reconocido: hay precios abusivos”, dijo, sin criticar los altos costos que impone el Estado.

TOMADO DE CUBITANOW

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%